Noticias Artículos
Buscar
ENVIAR NOTICIA TU CUENTA NOTICIAS ARTÍCULOS ZONAS AGENDA ENLACES STAFF CONTACTO RSS Feed
  
 
Current 93 - 'Sleep has his house'    
(746 palabras totales en este texto)     Versión para imprimir


[01] Love's Young Dream
[02] Good Morning, Great Moloch
[03] The Magical Bird in the Magical Woods
[04] Red Hawthorn Tree
[05] Immortal Bird
[06] Niemandswasser
[07] Lullaby
[08] Sleep has his House
[09] The God of Sleep has Made His House

Título: "Sleep Has His House"
Grupo: Current 93
Sello: Dutro
Año de Edición: 2000/2006
Género: poesía musicada / dark folk
Puntuación: 8.5 / 10

Webs:
Dutro:
www.durtro.com



      Originalmente grabado en el 2000, recientemente fallecido el padre de David Tibet y concebido como un homenaje a él, ‘Sleep has his house’ acaba de ser reeditado por Dutro. Uno de sus discosmás minimales e intimistas de Current 93, ‘Sleep has his house’ reúne todos las mejores aptitudes de Tibet y las potencia, dando protagonismo a cada nota del harmonium o a cada breve palabra. Acompañado solamente por Michael Cashmore, que se encargó de todos los instrumentos adicionales y remasterizado por Steve Stapleton (de Nurse with wound), que también aparece como colaborador musical encargándose nada menos que de ‘the world’, los temas se presentan todos como historias trovadorescas, líricas y repetitivas, como poesía musicada, como bellos cánticos llenos de melancolía.

‘Love young dream’ es una overture, donde una línea de bajo casi inaudible deja caer algunas notas que irán arropadas por la guitarra y donde se adentra el harmonium, que nos introduce una breve melodía que será casi como el leit motiv del disco. Da paso a la entrada de ‘Good Morning, Great Moloch’, y la voz de Tibet recoge todo el protagonismo, recitando vidas de animales fabulosos y días que vemos pasar. Un paisaje marinero, una barco de madera y pintado de colores azules, solitario y débil en un mar que ya no le pertenece, donde el hierro y el petróleo han llegado disfrazados de dominación. Un rayo de esperanza e inocencia, de la mano de un instrumento de viento. ‘The magical bird in the magical woods’ está mucho más llena de intensidad, y la voz no deja un respiro:

“You were cartwheel and sommersault
But not are your ease
I was not at my ease”

Un tema lleno de teatralidad, donde la palabra y la instrumentación entablan un tour de force, creando un tema de carácter popular y clásico, que ofrece una fácil memorización a través de la repetición y donde puedes adentrarte cada vez con más intensidad. Lo cierran unas notas oscuras y lánguidas. Uno de los puntos álgidos del disco es el bello trabajo de ‘Red Hawthorn Tree’, que cuenta con un esqueleto de harmonium y varios arreglos de viento y percusión, combinados de un modo en que el miedo y la imposibilidad se convierten en una canción que puede tener reminiscencias de un tenue vals o un canto épico pero acaba siendo un tema lleno de sencillez, rincones donde se esconde la tristeza y una hermosura dolorosa.

“She came to me as blood and fluid
Tides and sleep
I caught her eyes open saucerwide
As she turned into the sky
She bit her lips
And stared sullenly into the bleached
Silence.”


‘Inmortal Bird’ mantiene la línea de ‘Red Hawthorn Tree’ pero dejando la parte trágica mucho más enmudecida. Un tema lleno de preguntas y dudas, donde la vida, la necesidad, el amor y el sentido se entrecruzan en un océano de indecisión, y donde los arpegios de una guitarra se alzan como respuestas ante el silencio.

De una nota de bajo se alza ‘Niemandswasser’, el agua de nadie, un corte que entrelaza un grito de defensa por la naturaleza con la indecisión a la muerte, que nosotros mismos creamos. Se cierra con el sonido de viento: el paso del tiempo, la innegable victoria sobre cualquier cosa que creamos capaces de construir. ‘Lullaby’ lo sigue, el segundo y último tema instrumental del disco.

‘Sleep has his house’ es el verdadero homenaje a su padre, la frase repetida hasta el sinsentido “Have pity for the dead /Sleep has his house” son el cántico que llena el tema, creado como una ola constante de notas del harmonium, casi desnudo, que llega a través de la repetición hasta una situación que roza el hipnotismo. Un tema en que uno se puede sumergir y olvidar todo lo que le rodea: un tema sin principio ni fin, casi un círculo cerrado o una rueda que no deja de girar. Y, movido por una señal que nosotros no oímos, llega un momento en que entran palabras nuevas, que abarcan la inmensidad a través de la particularidad. Le sigue ‘The god of sleep has made his house’ como el cierre, de nuevo bajo la estructura libre, recitada, y poética. Un homenaje a la muerte, a la creación y a la tristeza, agarrada de la mano de la esperanza y la belleza. “And thus full of delight / sleep has his house”




Trabajo comentado por: isis - [MAY:06]

Enlaces de Interés: [Dutro]

*(Derechos Reservados)*

[ Volver Reseñas | Índice de las Secciones ]

Búsqueda de Artículos relacionados

Por Autor: isis
Por Sello: Dutro
Por Estilo: poesía musicada
Por Estilo: dark folk

Enlaces Relacionados dentro de Sonidobscuro
(Entra como usuario registrado y tendras mas prestaciones)

Búsqueda por :   current 93

Current 93 - 'Black ships ate the sky'
en la Sección: Reseñas

  
 
Copyright © Sonidobscuro. Todos los derechos reservados