Noticias Artículos
Buscar
ENVIAR NOTICIA TU CUENTA NOTICIAS ARTÍCULOS ZONAS AGENDA ENLACES STAFF CONTACTO RSS Feed
  
 
This Morn' Omina - 'Les Passages Jumeaux’     
(1044 palabras totales en este texto)     Versión para imprimir


cd1 - 25°
[01] tenet(s) of on
[02] ma/i/nomai
[03] taninim
[04] doublelionrouti
[05] naasseni
[06] (the) world tree
[07] tsidii
[08] ~aemae/ea/th~
cd2 - 33°
[01] eleggua
[02] osain
[03] agayu
[04] osun
[05] yemaya/olokun
[06] ibedyi
[07] ~oddua~

Título: "Les passages jumeaux: 25°~33°"
Grupo: This Morn' Omina
Sello: Ant Zen
Año de Edición: 2006
Género: ritual / industrial / experimental
Puntuación: 9 / 10

Webs:
This Morn' Omina:
www.hegira.be
Ant Zen:
www.ant-zen.com



      Tras el lanzamiento del pasado Ep ‘Au dela de tous les degres’, This Morn’ Omina regresa con un nuevo disco doble, como segunda parte de su trilogía Nyan. Editado por Ant Zen, ‘Les Passages Jumeaux’ vuelve a poner a la formación belga en la cima. Si alguien pensaba que no existía la posibilidad de unificar lo mejor del techno con la destreza del industrial y la delicadeza de los sonidos orientales que se esconden en las lindes de cada tema - como justo al borde de la vista cuando no puedes girar la cabeza lo suficientemente rápido-... se equivocaba. This Morn’ Omina asombra con su capacidad de mantener la frescura dentro de una escena tan cuestionada y con un criterio tan poco uniforme como la industrial, sin apenas posibilidad de demostración de la capacidad de cada artista y donde a veces los ruidos y ambientes opresivos son considerados joyas sólo por producir una sensación de extrañeza y alienación. No es fácil saber qué es lo que realmente se ha de tener en cuenta, pero al escuchar a esta formación, sin duda ya convertida en referencia necesaria, todo queda definido con una claridad cegadora y dolorosa. ‘This is ritual misik’ reza la carátula, y efectivamente, revuelve lo más instintivo, agarrando en un puño el estómago.

Abriendo los ‘25º’ encontramos ‘tenet(s)s of on’, un tema que prácticamente podría ser lanzado por un sello como Tresor o Downwards y podría venderse codo con codo con algunos de los temas de Johannes Heil o Marc Broom, consiguiendo la contundencia y solidez de un tema de hard techno sin usar las bases espesas de este como único recurso, sino añadiendo cortes, modificaciones, redobles y voces distorsionadas sin ningún miedo, y lanzando la música de un extremo a otro con una elasticidad sorprendente, y unificada por una gran línea melódica. En ese aspecto, ‘Ma/i/nomai’ sí peca de una presencia más exagerada y protagonista de una base cruda y repetitiva, acompañada de numerosas capas de ruido y violencia.

Dr. Blood, Melissa Arnone y Elda di Matteo trabajan en ‘taninim’, que se adentra en un ritmo más lento y a la vez más pesado, con un uso excelente de samplers vocales y coros. En el relevo sucesivo de sonidos limpios es posible apreciar percusiones analógicas, sintetizadores, atmósferas sensuales y un guiño a un tema conocido por todos, utilizado de un modo muy diferente... Un cambio reconstruye la estructura en una insinuación de estribillo. En ‘doublelionrouti’, que cuenta con colaboraciones de Flint Glass y Tzolk’in, los sonidos tribales y asiáticos se distinguen claramente, creando un tema centralizado en un sonido orientalista, presentado en lucha con sonidos constantes y rumores metálicos. El uso del sonido de la cuerda dota al tema de un espíritu realmente oscuro y melancólico, a la vez que mucho más delicado: una instrumento perdido dentro de una jaula de ritmo y ruido, destinado a repetirse. Mientras tanto, ‘naasseni’ abre las puertas de una sensualidad desfigurada con una cadencia suave y estridente a la vez, donde las bases flirtean con melodías y ruidos limpios y puntuales, acelerándose cada poco hasta un clímax mucho más atmosférico y donde el ritmo está mucho más marcado. Curiosamente, son las voces las que cierran el tema. En ‘(the) world tree’ encontramos unas bases duras que parece que no llegan nunca a recoger toda la fuerza que prometen presentar, creando una sensación de ahogo, hasta que estallan en un espesor compacto donde voces, chirridos, ecos y voces se unifican en una misma capa sonora. Con esta situación, ganan en desconcierto los momentos limpios. Cierran los ‘25º’ el tema ‘tsdii’, presentándonos una sonido acechante y sinuoso y ‘~aemae/ea/th~’ altamente visual, lleno de trabajo vocal cubierto por una fina tela industrial.

Los ‘33º’ nos ofrecen otros seis temas y el cierre, de un carácter más retorcido e inquietante, se adentran en un mundo que recupera cánticos primarios bajo un prisma diferente. ‘eleggua’ amanece sobre una estructura mucho más tribal, ritual y visceral. Incluye mecanización a través de la repetición, pero todos los sonidos son más primitivos y reconocibles. La voz recita sobre el tema, como un cántico, como un rito desafiante. El tema va cobrando fuerza y aceleración añadiendo una sensación de agobio y premura que acaba sin más. ‘osain’ se convierte en una versión mecanizada y oscura de la repetición de un verso hasta que se deconstruye lo analógico inicial y queda solo el esqueleto digital. El corte ‘agayu’ incluye samplers de vudú tradicional al empezar. Va incluyendo diferentes bases y percusiones construyendo un tema lleno de capas y atmósferas que repentinamente pasan a un sonido electrónico destacado, mucho más bélico y desesperado. ‘agayu’ acaba siendo un tema lleno de presagios y fe rota. Se introduce directamente en ‘osun’ con un excelente trabajo de percusiones de santería tradicional, campanas y voces distorsionadas en las que se barajan gemidos, palabras y chillidos. Tras adentrarnos en las tinieblas de la necesidad primitiva del sacrificio y el dolor, ‘yemaya/olokun’ consigue la elegancia bajo un prisma oriental, donde los tambores suenan desnudos acompañados de silbidos, atmósferas aéreas y un continuo caer de percusiones melódicas como fondo.

Baja la velocidad cuando entra ‘ibedyi’, pero es sólo un engaño. Una trepidante rítmica se convierte en la base del corte, donde van penetrando continuas líneas de percusión: repiqueteos, pulsaciones, latidos, sirenas... todo vale. Para cerrar ‘~oddua~’ recupera los sonidos del eco, del vacío y de la inmensidad, a veces haciendo referencia a lugares cubiertos de hormigón, a veces abriéndose paso hacia la infinidad del cielo. Una lucha entre la naturaleza y su dominación. Una leve melodía llena de desolación y belleza.

Un trabajo hipnótico y envolvente, donde puedes adentrarte en la violencia más terrible y en la suavidad más dulce. Temas bailables donde el ruido rítmico llega a sus cotas más altas, y lugares divergentes, que en cada tema nos presentan su reverso potencial. Un asombroso trabajo de producción y arreglos donde nada queda al azar y cada sonido es hilado por una fina línea de cobre dentro de la maquinaria industrial. Un trabajo esencial. “All movement remains chaos”




Trabajo comentado por: isis - [MAY:06]

Enlaces de Interés: [This Morn' Omina]

*(Derechos Reservados)*

[ Volver Reseñas | Índice de las Secciones ]

Búsqueda de Artículos relacionados

Por Autor: isis
Por Sello: Ant Zen
Por Estilo: ritual
Por Estilo: industrial
Por Estilo: experimental

Enlaces Relacionados dentro de Sonidobscuro
(Entra como usuario registrado y tendras mas prestaciones)

Búsqueda por :   This Morn Omina

This Morn Omina - ‘Au dela de tous les degres’
en la Sección: Reseñas


Búsqueda por :   flint glass

Flint Glass - 'Nyarlathotep'
en la Sección: Reseñas

Flint Glass - 'Hierakonpolis'
en la Sección: Reseñas

  
 
Copyright © Sonidobscuro. Todos los derechos reservados