Noticias Artículos
Buscar
ENVIAR NOTICIA TU CUENTA NOTICIAS ARTÍCULOS ZONAS AGENDA ENLACES STAFF CONTACTO RSS Feed
  
 
Collection d'Arnell-Andrea - 'Au Val des Roses'    
(669 palabras totales en este texto)     Versión para imprimir


[01] Un Horizon De Lune
[02] Aux Cordes Eternelles
[03] Une Trêve Prodigue
[04] Une Attente Douleur
[05] Un Matin de Septembre
[06] Un Parc, Une Tonnelle
[07] Un Refuge Lointain
[08] Un Tiède Reposoir
[09] Une Attente Douleur (Mahan's Version)
[10] Refuge, we're watching them dying
Multimedia track Mac/PC
[01] Video
[02] Pictures of the Band
[03] Press Reviews

Título: "Au Val Des Roses"
Grupo: Collection d'Arnell-Andrea
Sello: Prikosnovenie
Año de Edición: 2005
Género: cold wave / heavenly voices
Puntuación: 8'5 / 10

Webs:
Collection d'Arnell-Andrea:
cdaa.free.fr
Prikosnovenie:
www.prikosnovenie.com



      A principios de los noventa se produjo una conjunción mágica. Fue entonces cuando comenzaron a sonar en estas latitudes formaciones como Black Tape For a Blue Girl, Manic P, Breath of Life, The End of Orgy o Faith and the Muse. Todas ellas seguían la estela de Cocteau Twins y Dead Can Dance. Compartían una inclinación nostálgica hacia tiempos pasados, lo intangible y la búsqueda de la pureza en la manifestación de la música, pero encontraron sonidos propios que dieron lugar a la aparición de lo que acabó denominándose Heavenly Voices/Ethereal Voices o Cold Wave, según los casos. Entre los recién llegados despuntaba, desde Francia, Collection D’Arnell Andrea.

Aunque en 1986 publicaron el maxi ‘Autumn’s Breath for Anton’s Death' y después el disco ‘Un Automne à Loroy’, fue ‘Au val des Roses’ el trabajo que les consagró en la escena europea y que les dio a conocer en España. Es precisamente ‘Au val des Roses’, la pieza que ahora se reedita, dando así la ocasión a quienes ya conocían la banda de recuperar una joya que creían perdida y al resto la posibilidad de encontrar nuevas sensaciones.

El violonchelo inconfundible de Xavier Gaschignard abre el disco con ‘Un horizon de lune’, tan sólo con un acompañamiento rítmico. Pocos segundos después, emerge la voz de Chloé St. Liphard, sello inconfundible del grupo. Ambos, junto con las composiciones de Jean-Christophe d’Arnell constituyen los pilares de la música de Collection D’Arnell-Andréa.

Teclados, viola y, ocasionalmente bajo y guitarra, contribuyen a crear los ambientes otoñales que se han convertido en su sello distintivo. No en vano, los músicos han señalado en algunas ocasiones que el otoño es “como un gigantesco teatro del verdadero renacimiento de la naturaleza”.

La banda trata de reunir a través de sus canciones la poesía y las tendencias clásicas de finales del siglo XIX y principios del XX. Lo hacen sin someterse a pautas rígidas. ‘Au val des Roses’ está construido sóbre ésa base e incorpora pinceladas electrónicas a la lírica del cello y de la voz..

Si bien el disco se fundamenta en un concepto uniforme, temas lánguidos y pausados como ‘Une parc, une tonelle’ van seguidos de otros con ritmos más marcados y melodías más como ‘Un refuge lontain’ (por cierto, pinchable en determinados momentos), una poética reflexión sobre el dolor y los horrores de la I Guerra Mundial.

Todo transcurre en espiral, en idas y venidas en las que la música logra llegar a sus cotas máximas sin subir demasiado en la escala, sin alardes vocales innecesarios y sin romper la armonía. Este aspecto puede ser, al mismo tiempo, una dificultad a la hora de digerir el disco para oídos poco acostumbrados a los sonidos etéreos. En ocasiones la linealidad se hace excesiva, pero son muchos más los momentos sublimes, a menudo protagonizados por Xavier Gaschignard. Su violonchelo, curiosamente, alcanza uno de sus instantes más hermosos en ‘Aux cordes eternelles’, dedicado a la violonchelista que participó en el primer maxi y que, poco después, abandonó su música.

A todo ello se suma un atractivo corto realizado por Vianney Lambert, que combina imágenes con toques expresionistas, y dos extras. El primero es una remezcla de ‘Un attente Douleur’, con una base rítmica más rotunda y un ambiente más oscuro que el original. El segundo extra es el tema ‘Refuge we’re watching them dying’ en el que vuelven a aparecer las guitarras y el bajo, siempre de agradecer, de Franz Torrès-Quévédo. Los coros y las nuevas tesituras de la voz de Chloé St Liphard llevan la canción al terreno del ritual.

‘Au val des Roses’ es, en definitiva, la prueba de que merece la pena buscar en el baúl de los recuerdos y de que lo que se hace con inteligencia y corazón no perece en el tiempo.




Trabajo comentado por: SBP - [NOV:05]

Enlaces de Interés: [Collection d'Arnell-Andrèa]

*(Derechos Reservados)*

[ Volver Reseñas | Índice de las Secciones ]

Búsqueda de Artículos relacionados

Por Autor: SBP
Por Sello: Prikosnovenie
Por Estilo: cold wave
Por Estilo: heavenly voices

Enlaces Relacionados dentro de Sonidobscuro
(Entra como usuario registrado y tendras mas prestaciones)
  
 
Copyright © Sonidobscuro. Todos los derechos reservados