Black Tape For A Blue Girl - 'Halo Star'
Cuando todavía no nos habíamos recuperado de The Scavenger Bride, su último lanzamiento, SamRosenthal y los suyos vuelven a ofrecernos otra obra cargada de delicadas composiciones y voces embriagadoras recién salida de ese horno de sonidos etéreos que es Projekt, perfecta para despedir el año 2004.

Siguiendo la pauta marcada durante sus más de 18 años de carrera, la banda americana nos presenta un conjunto de 12 cortes con el clásico sonido darkwave, en el que se entremezclan percusiones orientales, violines desgarradores, flautas encantadas y guitarras acústicas. Todo ello envuelto por el omnipresente manto de los teclados de Sam Rosenthal.

Las impecables voces complementan perfectamente a la música. Ambas ganan más protagonismo a lo largo del disco y en conjunto el sonido se aleja un poco de sus trabajos anteriores, donde había largos temas más estrictamente ambientales. De esta forma conciben un disco más ameno y fácil de escuchar, con lo que seguro lograrán captar a un público más extenso. Asimismo, y continuando con lo que empezaron en su anterior disco, las influencias étnicas han aumentado y gran parte de las canciones tienen algún que otro elemento propio de oriente medio, especialmente en lo que se refiere a percusiones y ritmos.

El único punto en contra, quizá, es que se trata prácticamente del mismo planteamiento de siempre. Si alguien espera encontrar algo innovador en su música (no creo que nadie lo haga a estas alturas) se llevará una decepción. Por otra parte, habrá quien adore el estilo que han desarollado desde sus inicios y disfrute tanto con este disco como con el Ashes From The Brittle Air o el Remnants Of A Deeper Purity. Personalmente me posiciono en el segundo grupo.

Tanto Bret Helm, con su enigmática e hipnótica voz, como Elysabeth Grant, con un registro a medio camino entre el folk-pop y la música neo-clásica, bordan cada uno de los temas con una sensibilidad única. Sin olvidarnos de la aportación esencial de Lisa Feuer, a la vez musa y esposa de Rosenthal, a la flauta. Completan la alineación Vicki Richards al violín y Bard Helm a la guitarra y al bajo. Por último y no por eso menos importante, Sam Rosenthal, cabeza pensante y fundador del grupo, es el compositor y letrista y se encarga de los teclados y la parte más electrónica. En esta ocasión han contado con la colaboración especial de Michael Laird tanto en la composición de gran parte de los temas como en las guitarras.

Finalmente, y al mismo tiempo que aparece el nuevo disco, en la página oficial del grupo os podeis descargar un bootleg gratuito compuesto por 5 temas en directo: su más que clásico “Remnants Of A Deeper Purity”, posiblemente uno de los mejores temas jamás escritos por la banda; dos temas del nuevo disco (“Your Love Is Sweeter Than Wine” y “Knock Three Times”), perfectos para comprobar como suena este Halo Star en el escenario; y las versiones de “All Tomorrow’s Parties” de la Velvet Underground y “Space Oddity” de David Bowie.

En definitiva, un álbum de envolvente folk romántico y melancólico, englobable dentro de géneros como heavenly voices o ethereal, con un marcado sonido acústico, aires de oriente medio y preciosas voces cargadas de dramatismo. Para seguidores de Dead Can Dance, el ambient más edulcorado y toda la gama de bandas gótico-etéreas de la escuela Projekt.



Este artículo proviene de Sonidobscuro: Portal de Música Oscura en Castellano
http://www.sonidobscuro.com

La dirección de esta noticia es:
http://www.sonidobscuro.com/sections.php?op=viewarticle&artid=681