Depeche Mode - 'Exciter'
"Exciter" es el último lanzamiento de la banda y cuenta con la producción de Mark Bell, el maestro de la electrónica sinfónica que ha creado los últimos trabajos de Bjork. De este álbum, el primero de estudio desde que se editara “Ultra” en 1997, se escogió como primer sencillo el tema “Dream On”. Un tema dominado por la guitarra acústica, algo muy poco habitual en la longeva carrera de Depeche Mode.

El disco intenta recuperar a aquellos Depeche Mode de finales de los 80 y principios de los 90 que consiguieron conquistar las listas de éxitos de medio mundo y que sentaron escuela pero se quedan a mitad camino. El álbum fue grabado en Santa Bárbara, Nueva York y Londres (las tres ciudades donde residen los componentes actuales de la banda) y los trece temas que lo componen vienen firmados como es habitual por Martin Gore. Los siguientes singles del álbum son, "I Feel Loved", "Freelove" y la polémica y extremadamente floja,"Goodnight Lovers".

Sin duda la joya del disco y que a su vez aporta un granito de ilusión a los fans para esperar con entusiasmo su próxima obra es “Shine”. El disco consigue llegar sólo al número 9 en UK, el peor resultado desde "Music for the Masses". Además, vende poco más de 2 millones de discos, algo mediocre para una banda de este calibre, que da a entender que los mejores años de Depeche Mode han pasado y que el futuro se presenta más de culto que comercial.

Para presentar el álbum los Depeche se enmarcan en una gira de cinco meses que llega a España en octubre de 2001, exactamente en los abarrotados Palau Sant Jordi de Barcelona y el Palacio de Vista Alegre de Madrid. El concierto que nos dejan es demasiado irregular, con una larga serie de temas lentos a mitad que rompe, sin remedio, la linealidad del espectáculo a pesar de que posteriormente tocasen sus hits encadenados.

Los años que continuan a "Exciter" vienen dominados por los proyectos en solitario de los componentes de Depeche Mode. Martin L. Gore extrae su segundo "Counterfeit", el primero fue en 1989, compuesto por versiones como su predecesor y el resultado es irregular pero su maestra finalización demuestra que el líder de Depeche Mode aporta calidad en cualquier trabajo que se disponga realizar.

Dave, por su parte, extrae un disco, "Paper Monsters", desequilibrado en su generalidad, quizá porque quiere aglutinar demasiadas temáticas de la música clásica y contemporánea. Hace pequeños guiños a la electrónica, al blues, al rock y al soul, y el resultado es poco más de mediocre. Tan sólo, "Bottle Living" y el primer single, "Dirty Sticky Floors" salvan la imagen de la voz de Depeche Mode.

La banda finaliza el año 2003 en una situación convulsa por los últimos acontecimientos y que deja en el aire la continuidad del grupo. Dave ha manifestado recientemente que desea ser una parte influyente en las próximas composiciones de la banda, algo que Martin le ha negado rotundamente, recordándole que su función en la banda es la misma que en los últimos 24 años, cantar.

Veremos qué nos depara este cruce de manifestaciones, y si supone o no la muerte de los grandes de la electrónica.



Este artículo proviene de Sonidobscuro: Portal de Música Oscura en Castellano
http://www.sonidobscuro.com

La dirección de esta noticia es:
http://www.sonidobscuro.com/sections.php?op=viewarticle&artid=344