El Otro Ilustre Colegio de la Pataphysica
Con ustedes, el Otro Ilustre Colegio de la Pataphysica. Se acabó la presentación. Bueno, no, diremos que son un grupúsculo de gente que actuarán en el Baile de San Vito y que gustan de celebrar Año Nuevo en lugares apáticos como las Islas Mauricio. Al contrabajo, el Doctor Bungalou Lumbago A´Tres Bandas, de profesión excéntrico y cariacontecido Prefecto del Sena. Todo suyo...

Rafa Cros-. Buenas noches, la primera pregunta es saber si no sería descabellado llamarse de otro modo. Sí, sé que el nombre es, de suyo, rimbombante, un algo así como "música maestro". No obstante, me gustaría se dignaran a explicatarnos por qué se autodenominan ilustres y por que se referencian como "el otro". Expulsen sus ideas, por favor.

Dr. Bungalou Lumbago A´tresbandas-. Buenas noches. El nombre surgió por la referencia a nuestro querido Alfred Jarry, lo de "el otro" es porque ya existía desde los años 50 y también en la actualidad, un Colegio de Patafísica parisino, una reunión de ciertos individuos -poetas, artistas, escritores, etc- que se dedicaban a mantener vivo el espíritu y las obras de Jarry en sus manifestaciones a modo de "cuadernos de patafisica", donde glosaban toda suerte de investigaciones patafísicas que son aquellas que se dedican a la sabiduría de lo inútil.

En cuanto a lo de ilustre tanto da como si hubiéramos puesto "retrete" del colegio.... uhmmmm no es mala idea. Aunque quizá seria mejor El otro ilustre retrete del Colegio....

R.C.-. Surrealismo, absurdo, parece que sus manifestaciones tienen que ver poco con el devenir lógico en el que nos hallamos inmersos. Háblennos de sus fuentes. No diré inspiración, pues, en su caso, sería materia de bajo riesgo (sanguíneo).

Dr. B.L.A.-. Jarry-ubu, Dada, surrealismo, unido a p.e. Nietzsche, y mezclado con las referencias musicales que ya he visto que me lo pregunta más abajo con lo que invito al lector a que deje caer sus ojos en picado estrellándolos contra la pregunta número 8. Intentamos destilar -aparte de otras sustancias que no mencionare por no ser el tema- todo ello y extraer el líquido con el que bañamos nuestro cerebro bien cocidito para que salgan tralarí, tralará, nuestras manifestaciones o espectáculos.

R.C.-. De obligado cumplimiento es detallar su ideario. La pataphysica, ilustre o no, se podría entender como la filosofía última del Simbolismo, una búsqueda de la reinvención del comportamiento humano de forma libre y espontánea. O, según Alfred Jarry, la "ciencia de las excepciones y de las soluciones imaginarias" que critica humorísticamente el método científico. Detallen su modus vivendi o similares, si les place...

Dr. B.L.A.-. Dicho bien ha, caballero. La ciencia en mayúsculas que no he escrito, es precisamente la patafísica; tal como lo entendió Jarry pues, la patafísica es algo asi como hacer ciencia de lo particular y cuando digo ciencia no quiero decir científico, aprobado por nosequé individuos con poder sancionador y arropado por las leyes que dictan otros estúpidos, sino vida en libertad para crear precisamente nuevas formas de vivirla.

Por tanto, nuestra brújula es el absurdo aplicado a la vida cotidiana, de ella entresacamos el material con el que trabajamos en la alquimia o puchero de nuestros alambiques patafísicos.Es pues, la unión de vida y obra en un todo lo que en el fondo hizo Jarry y, modestamente como usted ya habra adivinado muy sagazmente, lo que pretende el Colegio.

De ahí que lo que hagamos muchas veces sea visto en la calle, u otros recintos para multitudes, auténticos laboratorios patafísicos, por otra parte.

R.C.-. Aunque sea un atentado contra su identidad moral, por favor, déjense adulterar y sígannos la corriente. Como doctores en Pataphysica, ¿definen sus actuaciones como meros happenings, explosión de procesos automáticos o algún otro palabro mediático al que no he decidido dar cancha?

Dr. B.L.A.-. Parecer pudiera que el "cabaret surrealista" o "punk decimonónico" ambos dos términos con los que solemos definir nuestras actuaciones sea algo totalmente improvisado: no es cierto; sin embargo, tampoco es del todo verdad. Dejémoslo en que el azar que se da en los espectáculos añade o modifica, según sea el caso, lo que se está viendo que es algo totalmente preparado; eso se lo puedo asegurar: los espectáculos parten de una base concienzuda y premeditada; aunque para ser justos le diría que mas premeditada que concienzuda.

R.C.-. Caeré en la redundancia preguntil adrede. ¿Qué nos podeís contar de vuestras actuaciones en directo? Algunos de vuestros integrantes formaron parte de Fitzcarraldo, un trío que se caracterizaba por sus interpretaciones a base de guitarras eléctricas con carracas. También hubo participación en Felpudo Tos, un grupo de música caótica, enloquecida, absurda...

Dr. B.L.A.-. Cierto es. En los inicios del Colegio en los espectáculos estaban claramente diferenciadas las partes musicales-experimentales (en este caso debidas a los componentes de esos grupos que ha mencionado -el Dr. Truna y la Dra. Arreis de Fitzcarraldo, y ésta última posteriormente componente de Felpudo Tos) de las recitadas o representadas.

Posteriormente a causa de unas gripes wagnerianas que cogieron algunos componentes del Colegio decidimos arrojarnos en los brazos del espectáculo total uniendo musica y texto como se mojan las galletas en el desayuno; de ahí que en las piezas de la actualidad se encuentren unidas lo oral y lo musical y la escenificación tenga tambien su capítulo aparte integrado en la totalidad del espectáculo; eso en cuanto se refiere a los conciertos dentro de un recinto.

Harina de otro costal son las incursiones en la calle o estaciones de Metro, autobuses, iglesias u otros centros comerciales similares, bancos, hospitales -sobre todo en las capillas- panaderías, etc. Solemos ocuparnos mayoritariamente de los edificios que revisten algún carácter oficial. Sin embargo, le contaré que particularmente edificantes son los almacenes donde se reúnen los Testigos de Jehová, rebautizados por el Colegio como "los testigos del Tralará".

R.C.-. En más de una ocasión supongo que, interna o externamente, habrá llegado a sus yugulares la problemática bello-util. Desde una perspectiva racional y lógica tomar el té en un paso de cebra puede resultar útil pero no bello. O quizás sí. No obstante, esto no es óbice para causar escándalos, fomentando carnavales en las esquinas. ¿De qué se les acusa en mayor grado? ¿El público espontáneo es educado con su arte o tan sólo aprecian sus dotes en un escenario al uso?

Dr. B.L.A.-. La ceremonia del té que hicimos en la confluencia de dos calles perpendiculares de la calle Colón contó con reacciones de todos los tipos por parte del público que como vulgarmente se dice: pasaba por allí... Recuerdo a un hombre de unos 40 años que, al ver aquello, levantó el puño izquierdo en señal de triunfo; lamentablemente llevaba a un niño de unos 14 años de la mano que, avergonzado, se la hizo bajar, reprendiéndole. Otro individuo que conducía un autobús de línea estaba totalmente rígido sin expresar emoción alguna al igual que de ciertas motocicletas que rugían a pocos metros de nosotros se podían advertir los rostros de molestia y hastío y una cierta malicia por intentar atropellarnos. Lástima, no lo consiguieron.

Así pues, todos estos actos están únicamente guiados por el placer del juego y de lo maravilloso, por recuperar aquellas sensaciones de la infancia cuando vivir un día era toda una aventura y ninguno era igual al anterior. Ciertamente, hemos tenido varios tropiezos con las fuerzas esas del Orden, sin llegar, de momento, al interior de ningún calabozo; aunque recuerdo una vez -en nuestros inicios con Funeraria Vergara- en los 80-, que, después de pedirnos el carnet ese de la identidad de no se qué a mi y a un amigo, me fui a subir directamente al furgón pecicial y el individuo disfrazado de azúl con casco que me habia pedido el carnet me obligó a bajar diciéndome que no era para tanto, que podíamos irnos.

Más recientemente en Valencia, en unas ruinas donde estábamos representando una obra improvisada tuvimos una larga charla con unos 5 ó 6 individuos que iban con monos azúles -muy similares a los que llevaban los hombres de Harrelson- muy a punto estuvimos del motín, pues había mucha gente en la calle; aún así, seguimos en la brocha.

R.C.-. Ya que estamos metidos en materia, contemplando la información (oficial o no) aparecida en la web del San Vito, ustedes se proponen encontrar las claves de los misterios de la vida en la calle, aunque se disfracen de conejos y se suban escalonadamente a un autobús urbano hasta que llegue un lobo... ¿Cuál es misterio que aún no han resuelto?

Dr. B.L.A.-. Sin duda el de los conventos. Es un lugar difícil de penetrar y lo digo en el amplio sentido que tiene la palabra penetrar. No obstante, querido amigo, no desesperemos. Si hay algo que ha durado siglos y siglos y aún sigue en pie y nutriéndose sin descanso son ellos, los conventos, y ellas, las monjas y ellos, los frailes, que también los hay. Pensemos por un momento en la catedral de Valencia, en sus pasillos secretos, en sus túneles, en sus tesoros... ¡¡¡Ah, cuanto campo por explorar!!! Lo primero que necesitamos son disfraces. Lo demás, ganzúas e imaginación. Ya le contaré..

R.C.-. En una referencia más musical, fundastéis en 1992 el grupo de gótico-elíptico No la conozco, madre; aunque en 1981-82 tuvistéis la banda de música chiripitiflaútica denominada Radioactivos Neurosos. Ehmm, no sé, pero algo me dice que las etiquetas no parece que vayan a funcionar con vosotros. ¿Qué influencias musicales os conducen al infinito?

Dr. B.L.A.-. Españoles: Décima Víctima, Parálisis Permanente, Derribos Arias, Lavabos Iturriaga, etc. Extranjeros: The Residents, Joy División, And also the trees, Bauhaus, Kurt Weill, etc. A partir de ahí todo conduce a Rafaela Carrá.

R.C.-. Si no me equivoco, es vuestra la frase "Aparcad! Vado Masoquista". Personalment,e me parece que tres palabras pueden dar lugar a todo un mundo posible. No he tenido la suerte de contemplar a vuestras ilustrancias en directo. No obstante, me pregunto si contempláis la posibilidad de reduciros a formas de vida primitivas en pro de un reordenamiento de la conducta comportamental básica e igualatoria. Dicha este compendio inigualable, ¿qué me contáis, princesa?

Dr. B.L.A.-. Nada nos complacería más que llegar a ser una pastilla de jabón virgen, y ser encontrados por Nadiuska en descomposición... Nadiuska, no el jabón.

R.C.-. Bueno, no me extenderé cual sucio talón de viaje. En pro de un usufructo gástrico, quisiera que enunciaráis un final imposible para esta conversación dilatoria. Fusilen, por favor.

Dr. B.L.A.-. Agradeciendo al Colectivo Anima su invitación para participar en esta primero edición del Baile de San Vito, nos despedimos señalando que lo más maravilloso de esta vida es que uno puede morirse en cualquier momento. Así pues, simplifiquemos las cosas: ¡matémonos! y si no, realicemos un saludable ejercicio matutino que consiste en perseguir a las monjas y a los obispos con una soga y una jofaina gritándoles el 4 mandamiento patafísico, aquel que dice: "Devorarás a tu padre y a tu madre, ñam".
BUENAS TARDES.

R.C.-. Gracias por las fragancias y por el establecimiento de una conga verbal.



Este artículo proviene de Sonidobscuro: Portal de Música Oscura en Castellano
http://www.sonidobscuro.com

La dirección de esta noticia es:
http://www.sonidobscuro.com/sections.php?op=viewarticle&artid=317