Antonio Baena - 'Lluvia'
Para acercarse a un disco de música experimental hay que hacerlo desde el concepto, desde la idea que tenía el autor en mente cuando estaba realizando la obra, la mayoría suelen ser obras de música descriptiva que lo que intentan es recrear una sensación o un ambiente concreto. Este último trabajo de Antonio Baena, llamado ‘La lluvia’, hay que verlo de esta forma.

Según palabras del propio Antonio "… la lluvia es un trabajo que habla sobre la igualdad de las personas". En la documentación de la obra se explica que pretende mostrar que, en el fondo, todos buscamos las mismas cosas, todos queremos lo mismo, sólo que luego cada uno la vida la va viviendo como va pudiendo, según los condicionantes con los que se va encontrando, según el lugar donde nazca, según los padres que le toquen, según la educación que reciba. Todos somos iguales y nadie debería ser visto como alguien extraño simplemente porque no coincida con la forma de ver la vida de la mayoría. En cierto modo da la sensación de ser una declaración de intenciones: "no me miréis mal por no ser como vosotros".

Musicalmente hablando, lo que nos vamos a encontrar en esta obra son cuatro cortes de una duración aproximada de 10 minutos cada una, de sonidos sin afinación, ni armonía ni melodías de ninguna clase encontraréis aquí, sólo sonidos. La idea fundamental es que cada una de las pistas tiene su propia identidad musical, son canciones diferentes, pero luego todas tienen elementos en común entre ellas, esa es la lógica que se vislumbra entre esa amalgama de ruido, ir dilucidando las diferencias y las similitudes entre los cuatro cortes.

Por llamarse ‘La lluvia’ no hay que esperar encontrarse por ninguna parte el sonido de agua cayendo, eso hubiera sido demasiado evidente, este concepto en esta obra no es más que eso, un concepto, el autor juega con la idea de la lluvia que cae sobre un bosque para mostrar un fenómeno que ocurre a todos por igual, que no hace distinción de ninguna clase, y sin embargo cada uno lo interpreta de una manera diferente, por eso las canciones se llaman ‘Un árbol bajo la lluvia’, ‘Un camino bajo la lluvia’…. para mostrar cómo cada uno reacciona de una forma distinta según su naturaleza, el árbol la aprovecha y la usa para dar fruto y el camino te guía hasta algún refugio para resguardarte de ella.

En definitiva, este es un disco que disfrutarán los muy fans del estilo, es una obra donde la oscuridad se lleva hasta sus últimas consecuencias, desaparecen todos los instrumentos habituales, desaparecen incluso las voces y nos quedan solamente sonidos que crean atmósferas oscuras y frías, incluso chirriantes en algunos casos, que pueden llegar a ser exasperantes si no se está habituado a este tipo de texturas sonoras.

Y por último comentar que, como todos los trabajos de este autor, es una publicación exclusivamente digital que se ofrece de manera gratuita en la web de su netlabel tallerdehoras, ese es el único medio para hacerse con ella.



Este artículo proviene de Sonidobscuro: Portal de Música Oscura en Castellano
http://www.sonidobscuro.com

La dirección de esta noticia es:
http://www.sonidobscuro.com/sections.php?op=viewarticle&artid=1811