Burton C. Bell
Un gran tipo. Al menos, es la impresión que se lleva el autor de esta entrevista tras charlar con Burton C Bell. Para aquellos que hayan seguido con atención sus palabras a lo largo de su carrera, ni la música de su proyecto Ascension Of The Watchers ni las respuestas a las preguntas que vienen a continuación supondrán una sorpresa. Bell, que se declara espiritual, pero no religioso, es un interlocutor estupendo, abierto a la conversación y lleno de ideas y proyectos. Hay mucha, muchísima vida más allá de Fear Factory.

(Jesús Fernández): Los “vigilantes”, según el Libro de Enoch, son ángeles que bajaron a la Tierra y se unieron carnalmente con los hombres, ¿por qué habéis elegido este nombre para el grupo? .
(Burton C. Bell): Leí el libro de Enoch, lo tenía, y ví un paralelismo entre lo que describe y el momento actual, con la tecnología uniéndose a los hombres. Tenía fuerza y sentido, por eso lo elegí.


¿Esta referencia se limita solamente al nombre de la banda o responde a un interés más profundo acerca de temas relacionados con un nivel superior de conocimiento?
Es algo que tiene que ver con el grupo, trata sobre un viaje personal. Por lo tanto, para mí tiene relación con todo. Me gusta y me interesa todo aquello que, en conjunto, tiene un significado profundo. No hago nada que no tenga un significado profundo.


Fade Kainer y Edu Mussi pertenecen a Still Life Decay, formación con la que tenéis relación. Pero Scott Irvine, además de vuestro músico de directo, es un reputado fotógrafo. ¿Cómo entraste en contacto con todos ellos?
Bien, Fade Kainer ya no colabora con nosotros. Conocí a Still Life Decay en Nueva York. Comencé a interesarme por su música y trabajé algo con ellos, hice una canción para una de sus grabaciones y he llegado a actuar con ellos en directo, tocando la guitarra. Realmente disfrutaba de aquello. Edu y yo empezamos a ser buenos amigos y cada uno comenzó a comprender la filosofía y el concepto musical del otro. Scott Irvine tampoco está ya en la banda, pero sí, es fotógrafo (risas).


Entre los grupos retratados por Scott se encuentran The Dresden Dolls o Interpol ¿Existe alguna relación entre estas bandas y la música que escuchas habitualmente?
No hay ninguna relación. Me gustan estos muchachos (refiriéndose a los colaboradores de AOTW en la pregunta anterior) porque tenemos gustos similares en cuanto a música, pero nunca he escuchado a grupos de este tipo, ni lo hacía incluso antes de Fear Factory.


Para la gente que no ha seguido tu carrera y que no escucha habitualmente metal, sino tal vez gótico o rock alternativo...¿cómo describirías el sonido de Ascension Of The Watchers con el fin de captar su interés?
Es hipnótico y una mezcla entre rítmico y melódico.


Echando un vistazo a los títulos de las canciones, al modo en que suenan, su orden, parece que, de algún modo, se encuentran ligadas entre sí, como diferentes etapas de un viaje...
¡Sí! Es una historia sobre cómo se ha ido escribiendo este disco. Por supuesto, la historia tiene una melodía, pero, sobre todo es muy visual. Es así como escribo, me gusta ser muy visual.


¿Cuál es el origen del “hidden track” en el último corte del cedé?
La canción se llama “Party Song”. Es una canción perteneciente a un libro sobre celebraciones, tiene cien años de antigüedad. Estuve escuchando los sonidos, leyendo las letras, y me gustaron mucho. Habla sobre una llamada de los amigos. Quería hacer algo realmente diferente y especial para este disco. Mi hermano, Eddie y yo cogimos el tema y pensamos: podríamos hacerlo. Así que nos tomamos un par de cervezas y lo grabamos.


Debo reconocer que me sentí sorprendido e impactado al escuchar el cover del “Sounds of silence”¿Qué os animó a versionear este tema?
Siempre me ha gustado esa canción, desde que era un niño. Mi padre la ponía, mi madre también, la oía a todas horas en la radio. Siempre me encantó. Hace tres años, decidí poner el single que tenía a 33 rpm y me dije: “¡Oh, Dios mío!. Es sorprendente cómo suena a 33”. Así que decidí hacer la versión. Pienso que, tanto musical como letrísticamente, es un tema muy profundo y especial.


En unas declaraciones, comentas que el proyecto de AOTW representa de algún modo tu confesión espiritual a Dios por los males cometidos en el pasado.¿Crees en la expresión artística como una forma más “humana” de religiosidad, crees que proyectar nuestras cualidades constructivas y destructivas a través de él nos hace mejores?
Toda expresión artística, cuando procede realmente del alma y el corazón, puede ser una oración de redención. Si tú realmente crees lo que cantas, lo que dices, la expresión artística puede funcionar de ese modo. ¡El arte ha funcionado así durante siglos!. Artistas de todas épocas, desde el propio Miguel Ángel, han creado arte como una forma de tributo a Dios.


¿Dejará, pues, AOTW de tener sentido cuando, de algún modo, hayas expiado estos errores?
El hombre es simple. Y, por ello, siempre va a cometer errores. El ser humano siempre estará arrepentido por algo. Yo siempre tendré alguna razón para cantar, para hacerlo desde mi corazón. Cantar para conseguir la redención, para pedir disculpas, por tristeza, por dolor, por amor…en tanto que soy un ser humano, siempre actuaré de ese modo. No soy religioso, pero me siento como una persona espiritual. La base de Ascension of the Watchers no es religiosa, pero utiliza conceptos filosóficos pertenecientes a distintas religiones. Se trata de expresar lo más profundo que hay en el interior de una persona.


Entrando un poco más a fondo en este tema… ¿qué crees que sería necesario que ocurriese para que los seres humanos alcanzasen ese nivel superior al que se alude a través de la música y las letras de AOTW?
Pienso que la gente tiene que llegar al fondo de su propio corazón. Las personas tienen que llevar a cabo un proceso de introspección y averiguar lo que realmente necesitan y quieren para sus vidas. Para mí, el objetivo de Ascension Of The Watchers es que la gente pueda sentir y ver la belleza, al menos eso. A nivel letrístico hablo de la historia de un hombre, de sus oraciones. Tal vez la gente, al leer las letras, las analice y vea en el interior de su corazón del mismo modo en que yo lo hice.


¿Y cuál es tu visión sobre la situación actual de las cosas y sobre cómo evolucionarán en un futuro a corto plazo?
En primer lugar…hum… ¿te refieres a cómo veo el mundo hoy en día?



En el mundo de hoy en día, las personas están perdiendo parte de sí mismas, viven fuera de la realidad. Existe una carencia de valores como la paciencia y la comprensión. Se incita a la violencia y a la arrogancia, al orgullo y a la avaricia. Esa es la forma en la que vemos el mundo hoy en día. No es que se lo esté pidiendo a la gente, pero quizá deberían mirar en su interior, y podrían ver que pueden ayudar a sus semejantes y ser capaces de seguir a lo que dicta su corazón en lugar de a lo que dicta el dinero. Ver que no hay que seguir los dictados de la avaricia, que no hay que ser tan susceptibles al odio. La gente es muy negativa hoy en día, tiende a irradiar negatividad hacia su propio mundo. Y, ¿con qué fin? Aquí está el quid de la cuestión. Lo que la gente debería hacer es comenzar a mirar de verdad a su alrededor, tratar de entender el mundo en el que se encuentran y pensar de qué forma están contribuyendo a que la situación a su alrededor sea la que es.


Entiendo que dentro de tu filosofía abogas porque el ser humano se dedique a construir. La construcción suele necesitar de la destrucción... ¿crees que siempre es así?
Hay ocasiones en las que la destrucción es necesaria. A veces las cosas no pueden cambiar si antes no ha habido una completa destrucción. Sin embargo, de acuerdo a las leyes naturales, igual que en ocasiones la destrucción es inminente, en otros casos los cambios se producen muy lentamente. Los cambios que tengan que suceder, sucederán, sin importar lo que las personas hagan o dejen de hacer. Yo le diría a la gente que se fijase en el aspecto de las cosas a su alrededor y permaneciese alerta …los cambios van a producirse…


La música de Fear Factory se basa en gran parte en la contraposición de contundencia y lirismo, brutalidad y melodía, mientras que el sonido de AOTW posee, dentro de su concepción, un estilo más continuo. ¿Se corresponde quizá esta última filosofía más con tu “yo”?
Mi historia en Fear Factory es la de un hombre joven, muy joven. Y el hombre joven de Fear Factory en sus inicios no es el mismo hombre que yo soy hoy. He crecido, madurado, aprendo y hago muchas cosas en la vida. La música que hay aquí (por el disco de Ascension Of The Watchers) sigue la dirección que marca mi corazón y no la que marca el dinero. La música de AOTW es más mi alma. Nunca escribí música para Fear Factory, sólo escribí las letras y una pequeña historia (en la que se basa conceptualmente el disco “Obsolete”). La música de Ascension Of The Watchers está hecha con John (John Bedchel, el otro miembro principal de la formación) y es más mi alma y mi corazón. Esta es la forma de los acordes en el interior de mi cabeza y de mi alma. Por supuesto, la música es más melódica. Aquí, de lo único que me preocupo es de seguir a mi alma y a mi corazón.


La Pennsylvania rural parece ser el lugar ideal para componer y grabar la música de AOTW. Dado que esta música representa del modo más puro posible lo que piensa y siente Burton C Bell, ¿has pensado alguna vez en vivir allí?
Me he mudado allí. ¡Ahora mismo estoy ahí! (risas). Si no hubiese venido aquí, Ascension Of The Watchers nunca habría existido. Fue una experiencia muy importante para mí llegar a este lugar…siento también que los cambios son importantes para la inspiración. No siento que vaya a permanecer aquí siempre. Creo que continuaré en algún otro lugar. Buscaré la inspiración en otro sitio pero, a día de hoy, aquí encuentro la inspiración dondequiera que dirija la vista.


A continuación, te voy a dar los nombres de una serie de personas para que me digas lo que te venga a la cabeza sobre ellos:
Ok

1. Martín Lutero
Martin Lutero…respeto totalmente a ese hombre. Creo que todo lo que preocupó a esta persona tiene mucho que ver con lo que preocupa al resto de la humanidad. Sin Martín Lutero, yo no sería un hombre que sigue a su corazón y a sus auténticas convicciones. Y, sin Martín Lutero, todos serían católicos.

2. John Bedchel
Un verdadero amigo y una auténtica inspiración. Me ha ayudado a mantener la autoestima.

3. Al Jourgensen (Ministry)
Al Jourgensen es un héroe musical. He sido amigo suyo desde antes de entrar en Fear Factory. Poder trabajar con él es algo con lo que había soñado durante toda mi vida.

4. Nick Cave
(Risas). Nick Cave es una auténtico héroe para mí. Su música y sus letras...le respeto por el arte que ha mostrado al mundo. Le sigo desde hace mucho tiempo, ya en la época del primer disco de Fear Factory lo hacía.

5. John Coltrane
¡Estuve oyéndole ayer! Es un músico fantástico. Soy un fan del Jazz, y, en especial, de él. John Coltrane, su obra, es un hito en la historia de la música.


Hemos podido leer en numerosas ocasiones que tú no eres lo que se llama un “metalhead” y resulta muy interesante comprobar que entre tus referencias musicales hay bandas europeas del rock y la new wave, procedentes especialmente de las Islas Británicas. ¿Sigues con interés la evolución de la música en nuestro continente?
Pienso que estas cosas ocurren, pero no es algo premeditado. La mayor parte de la música que me gusta viene de Europa, sobre todo de Inglaterra, aunque también de Australia. Nick Cave, The Birthday Party vienen de allí. The Young Gods son suizos. Estas cosas pasan, lo cierto es que muchas de las bandas que me gustan proceden de Europa.


Volviendo a tu país, ¿sigues un género como el metalcore?
Nunca he seguido el metal. He ido de tour con algunos grupos (de ese género), pero nunca los había oído antes. Conozco el estilo por la compañía en la que estábamos. Te presentan a bandas como Carcass y Napalm Death, he oído cosas de, por ejemplo, Godflesh…pero yo vengo del industrial, del dark, del gothic…cosas así. Nunca he seguido el metal. Me gustan Slayer…pero de todos los discos que tengo, sólo unos diez serán de metal.


Comentas que ahora mismo Fear Factory se encuentra en un hiato y que, tras 17 años, necesitabas hacer un parón para probar con otras cosas. ¿Estás trabajando en algún otro proyecto a nivel musical?
Toda mi atención está actualmente dedicada a Ascension Of The Watchers. Fear Factory no tiene ahora mismo sello ni contrato, por lo tanto no existe un compromiso con ellos.


¿Y a nivel literario? Escribes las letras de Fear Factory, ideaste y escribiste la historia en la que se basó “Obsolete” y has mencionado en más de una ocasión que te gustaría escribir una novela... ¿has hecho algún progreso en ese sentido durante este último año?
No lo hago con un objetivo, pero siempre estoy escribiendo (risas). Ahora mismo no tengo un proyecto en ese sentido. Aún tengo tiempo para dedicarme a ello a lo largo de mi vida. Tengo muchos objetivos en la vida: escribir una novela es uno de ellos y publicar un libro de fotografías, otro. Otro de mis objetivos es hacer buen uso del tiempo y no desesperarme. Todo irá sucediendo. Muchos de mis escritores favoritos son ya bastante mayores y eso me gusta, porque son más sabios, conocen mucho más acerca del mundo. También hay que mejorar las habilidades de escritura para alcanzar un estilo definido.


Y ya metidos en literatura, ¿cuáles son tus autores preferidos?
Cormar McCarthy. Me encanta como escribe. Sus reflexiones son elocuentes. Paulo Coehlo, un escritor maravilloso. George Orwell…Me gusta también Whitley Strieber, el modo en que detalla las cosas.


¿Piensas en actuar en un futuro en Europa con Ascension Of The Watchers?
He pensado mucho en ello, y hemos planeado hacer un tour por Europa a finales de este año.


¿Y en España?
Eso espero. Lo que necesitaría ahora es encontrar un promotor que me lleve allí. No quiero tocar en la típica sala, sino en un lugar especial para la música que hacemos, como, por ejemplo, una galería de arte, un “santuario” de algún tipo. Queremos convertir la actuación en un evento especial para que no se trate únicamente de un concierto, sino que sea además algo realmente distinto, tanto para el público como para nosotros.


¿Hay algo más que quieras añadir a esta entrevista?
Todo lo que he dicho son cosas que pasan por mi mente, pero Ascension Of The Watchers es algo totalmente distinto. Los fans que realmente han prestado atención a mi carrera y han leído mis entrevistas no se sorprenderán con este disco. Habrá gente muy crítica, muy negativa con él, pero no me importa, porque he grabado el disco que quería, y eso significa para mí más que cualquier otra cosa.


Muchas gracias por dedicarnos tu tiempo.
Gracias a ti. ¡Hasta luego! (en español).



Este artículo proviene de Sonidobscuro: Portal de Música Oscura en Castellano
http://www.sonidobscuro.com

La dirección de esta noticia es:
http://www.sonidobscuro.com/sections.php?op=viewarticle&artid=1786