Lamia [2005]

Nos encontramos frente a Lamia, una agrupación venida de Argentina que nos lleva hacia sonidos Electro-Sacro. Para saber algo más de ellos y de este vertiginoso mundo de la música, conversamos con sus integrantes en un momento de paz conseguido en medio de su inquieta actividad en la escena bonaerense.


Cruxsanguinis: Ante todo, saludarlos y agradecer su tiempo para esta entrevista. Me interesa saber algo más de los nuevos miembros de Lamia, Cecilia Marchesotti y Daniel Pomba. ¿Cuáles eran sus actividades antes de ingresar a la banda?

Lamia: Hola a todos los lectores de Sonidobscuro. Tanto Cecilia como Daniel son cantantes profesionales con gran actividad en la vida artística de Buenos Aires. Cecilia participa en dos grupos musicales además de Lamia dedicados completamente a la música medieval con instrumentos originales, mientras que Daniel forma parte del plantel vocal operístico permanente del Teatro Argentino de La Plata.

CS: Juan Andrés, esta va para ti, dime, cómo ha sido el proceso desde el año 2001 cuando lanzaste el primer disco Dark Angel hasta hoy, 2007. Mucha agua ha corrido bajo el puente, ¿qué ha sido lo más rescatable de este andar?

L: Si, los cambios han sido muchísimos y todos de gran impacto dentro del grupo. Por empezar Cali no forma parte de Lamia desde el 2005 ya que ha decidido casarse y dedicarse a su familia. El ingreso de Cecilia y Daniel ha cambiado definitivamente el sonido de Lamia y por otro lado nos hemos apartado del que fuera en un comienzo nuestro sello editor Twilight Records. Como verás, cambios todos muy significativos en nuestro camino, tanto artístico como profesional; y lo que rescato desde el comienzo de Lamia es que nunca cambiamos de rumbo, seguimos siendo fieles a nuestros propios conceptos e ideas.

CS: Qué hay con las tendencias actuales, Juan, me comentabas en una ocasión que estás con resquemor frente a lo que se escucha hoy en día, ¿a qué se debe eso?, ¿crees que se está pecando de falta de creatividad?

L: Mmmm… En verdad estoy un poco preocupado por lo que hoy se considera “dark” o “gótico”. Creo que en estos últimos años las tendencias comerciales han llevado a la gente a consumir música con una estética zombie de actitud punk y sonidos ásperos que poco tiene que ver con la cultura dark o gótica. No es por despreciar ni nada, estoy muy lejos de eso, pero creo que los que tenemos más de 25 llamamos “electro-dark” a otra cosa muy distinta que a las miles de bandas clones de Hocico o Suicide Commando que están dando vuelta por ahí actualmente…

CS: La voz de Cecilia es una maravilla, de hecho me recuerda a Lisa Gerard en algunas pasadas, ¿cómo has adecuado tu trabajo vocal a una banda que emplea electrónica en sus temas?

L: La verdad es que para este disco la voz de Cecilia encajó perfectamente desde el primer momento en que la escuché. Es cristalina y liviana, y además ella se especializa en música antigua, sencillamente perfecta! Por cierto que la instrumentación elegida para las canciones de este disco es mucho más liviana y electrónica que la que utilicé para Dark Angel, ya que tenía otro concepto totalmente distinto.

CS: Un espacio para Daniel. Tú eres tenor, en las composiciones aportas ese toque de tinieblas, solemne a la vez, ¿cómo ha sido para ti llegar a un público distinto al de los conservatorios, ¿cómo visualizas la escena gótica?

L: Al principio fue un desafío muy grande porque nunca me había involucrado en una propuesta musical de este estilo, pero con el tiempo me di cuenta de que la mayoría de los seguidores de Lamia son adeptos a la música clásica, por lo cual el cambio no fue tan traumático como pensaba! Es un público muy interesante y respetuoso. Estoy contento de formar parte de este proyecto artístico de esta naturaleza.

CS: Es sabido que ya no están fichados por el sello argentino Twilight Records pero sí continúan en los catálogos del alemán Black Rain, ¿los ha afectado este traspié?

L: Si, ya no formamos parte de Twilight Records. Hemos decido separarnos del mismo por reiterados problemas económicos y actitudes que nunca fueron claras por parte del sello. Eso nos ha forzado a crear Karma Records, nuestro propio sello independiente junto con los amigos de Kutna Hora. Por otro lado ambos grupos seguimos trabajando con Black Rain Records de Alemania, de hecho “La Máquina De Dios” ha sido editado por dicho sello en Europa en Octubre del 2006. Al principio fue bastante duro porque de buenas a primeras nos encontramos por nuestra cuenta, pero nunca dudamos ni un segundo de cuál era nuestro camino a seguir, y ahora con el tiempo, te puedo asegurar que no hay nada mejor que la libertad...

CS: Háblennos de Karma Records, cuál es el criterio que emplean para fichar bandas (pregunta que va como dato para los nuevos creadores que buscan distribución). Juan, cuéntame el por qué del nombre, la ley del karma y todo eso…

L: Inicialmente Karma fue creado para resolver el problema de las ediciones sudamericanas de Lamia y Kutna Hora, pero luego pensamos que podríamos ofrecer el espacio a otros grupos (conocidos o nuevos) para editar en Sudamérica, como es el caso de St Grial, la próxima edición que tendrá lugar en Karma, un grupo de metal gótico con un toque muy fino de máquinas y excelentes voces. El criterio que tenemos para editar un grupo es que tiene que ser personal en su lenguaje artístico, no nos gustan las bandas clones. Básicamente tanto Fernando (cantante de Kutna Hora) como yo creemos en la ley del karma y por eso la elección del nombre para el sello: quienes hacen el bien reciben lo mismo, quienes hacen el mal reciben lo mismo. A nosotros nos perjudicaron bastante, saca tus propias conclusiones…

CS: La Máquina de Dios es el nuevo título de Lamia, ¿cuál es el concepto del disco y la diferencia entre Dark Angel y Carnival of Lust?

L: “La Máquina De Dios” es nuestra versión personal del Llibre Vermell de Montserrat, un códice del Siglo XIV recopilado por monjes en el Monasterio de Montserrat en Cataluña, España. En el mismo se encuentran, entre otras cosas, 10 canciones dedicadas al Culto Mariano que tenían como objetivo ordenar la convivencia de los fieles dentro del monasterio en las épocas de peregrinaje. Personalmente he tomado este disco como un agradecimiento espiritual por todo lo bueno que nos ha sucedido con Lamia y que jamás hubiera creído posible. Por eso el título: “La Máquina” por los elementos tímbricos sintéticos y electrónicos; y “De Dios” por el contenido litúrgico de las letras. A diferencia de nuestros dos trabajos anteriores, “La Máquina De Dios” presenta un sonido más maduro y un concepto mucho más profundo, además de una producción evidentemente mas alta en cuanto a calidad sonora se refiere. Creo que eso refleja el trabajo y esfuerzo del grupo en todo este tiempo, y es bueno poder mirar atrás y ver que se ha avanzado positivamente.

CS: La Máquina de Dios es su nueva entrega, viene a transportarnos a la época medieval con creaciones como Cuncti Simus y Stella Splendens, percibo con gusto que están realizando un trabajo de investigación para crear, ¿es para ustedes una responsabilidad echar mano a textos tan antiguos y mezclarlos con la modernidad de las máquinas?

L: Si, absolutamente. De hecho el libro del disco incluye además de las letras (originales en latín y sus respectivas traducciones al español e inglés) un prólogo escrito por el Lic. Germán Rossi (Profesor de Estéticas Antiguas en la Universidad de Buenos Aires) explicando la historia del Llibre Vermell y nuestro concepto al momento de la recreación de las canciones, lo que nos obligó a hacer una investigación muy profunda en cuanto a fonética, estilos e instrumentaciones de la época, ya que muchos de los sonidos sintéticos elegidos están trabajados para “imitar” algunos de los instrumentos antiguos. Si, es una responsabilidad enorme, porque antes de comenzar las grabaciones de las voces discutimos varias veces el enfoque que le daríamos a las canciones: versiones libres? O versiones electrónicas instrumentalmente pero ajustadas lo más posible en cuanto al rigor histórico? Y nos decidimos por la segunda opción.

CS: Cuéntennos el por qué de la distancia entre presentaciones en vivo. Y en relación a eso, llevándolos al terreno de la ensoñación, ¿cuál sería el escenario ideal para un directo de Lamia?

L: Lamia es un grupo absolutamente conceptual y eso se refleja en la temática de cada álbum. Debido a la nuestra actividad musical en Buenos Aires, las presentaciones de Lamia no son muy frecuentes; por lo que cada una de ellas debemos planearlas con mucho tiempo de anticipación y cuidando siempre cada uno de sus detalles estéticos. Creo que me gustaría poder presentarnos con Lamia en algún escenario natural al aire libre, a mi parecer eso tendría mucha magia.

CS: Antes de finalizar me permito desearles todo el éxito del mundo y fuerza para continuar, espero verlos en Chile pronto. ¿Algo que quieran agregar para los lectores de Sonidobscuro?

L: Muchas gracias Cruxsanguinis y Sonidobscuro por la entrevista, y esperamos poder tocar pronto tanto en Sudamérica como en Europa presentando nuestro último trabajo. Nos estamos viendo escenario de por medio.
Suyos.





Este artículo proviene de Sonidobscuro: Portal de Música Oscura en Castellano
http://www.sonidobscuro.com

La dirección de esta noticia es:
http://www.sonidobscuro.com/sections.php?op=viewarticle&artid=1675