Autumnal

“Prefiero que haya treinta o cuarenta personas que estén volcadas en la actuación a que haya más y que no se involucren.” Esta frase podría muy bien resumir la filosofía como grupo de Autumnal y, en general, del doom metal como estilo. Términos como constancia y perseverancia definen la personalidad de esta formación madrileña. Autumnal no son flor de un día, sino una banda ya veterana que empieza a recoger ahora los frutos de una larga trayectoria iniciada hace más de diez años y que ha estado marcada por el desarrollo progresivo de su música y su crecimiento paso a paso como grupo mientras superaban todas las dificultades derivadas de intentar sobrevivir dentro de un género tan minoritario como el suyo. Javier de Pablo, cantante, guitarrista y compositor, nos presenta al grupo, nos habla de su filosofía, de las sensaciones que inspiran su música, y de muchas más cosas....

Ayer [09-10:FEB:07] actuasteis en Durango, hoy lo hacéis en Cantabria y en mayo lo haréis en Vigo. ¿Cómo fue el concierto de ayer? ¿cómo os recibe el público del norte de España?

El concierto de ayer fue grato en algunos aspectos, como el local. Ojalá tuviéramos en Madrid o incluso en Barcelona algo así. Era una sala grande con un sonido increíble, lo cual repercute en el rendimiento del grupo. La pena fue que no acudió mucha gente porque se encontraba lejos de Bilbao. Hay que trabajar más el tema del público en el norte de España. De cualquier modo, el concierto fue intenso, que es lo que nos llena. Siempre digo que prefiero que haya treinta o cuarenta personas que estén volcadas en la actuación a que haya más y que no se involucren. 
 
Si te parece bien, presenta a la banda a los lectores de Sonidobscuro y cuéntanos un poco su historia: cómo os conocisteis, cuanto tiempo lleváis juntos...

Ricardo es mi hermano, hermano muy directo, parecemos siameses (risas). Desde pequeños siempre hemos estado muy unidos, también en cuanto a música. Empezamos montando un grupo de death metal llamado Son Of The Grave y poco a poco fuimos buscando un sonido más oscuro y lento. Comenzamos a oír música doom de la mano de My Dying Bride, Anathema, Theatre Of Tragedy...y decidimos decantarnos por este estilo. Al principio, el grupo lo formábamos Ricardo, Miguel Ángel (el bajista) y yo. Después conocimos a una violinista que aportó un tono más triste y profundo a la música. En la formación actual hay dos personas que llevan un año largo con nosotros: Julio a la guitarra y María al cello. La formación anterior era casi la originaria, con Andrés Gabaldó y Guillermo, pero diversas tensiones justo después de la grabación del cedé hicieron que abandonasen el grupo. Julio tocaba en otra banda con mi hermano y siempre había habido muy buen feeling con él, con lo que su incorporación fue casi inmediata.  
 
Habéis tenido la facultad de lograr hacer un doom-death que se podría catalogar de “clásico”, rindiendo homenaje de algún modo a los grandes grupos de los noventa y manteniendo viva su línea sonora pero conservando a la vez un sonido muy personal. ¿Cómo describirías vuestra propia evolución?¿Qué diferencias encontráis entre vuestra primera maqueta y "Grey Universe"?

La semana pasada estuve oyéndola (la maqueta). Hacía ya casi dos años que no la escuchaba. La primera diferencia está, obviamente, en la calidad del sonido (risas). La segunda, en los tiempos, que ahora son más ágiles. Antes hacíamos casi funeral doom. También las composiciones han cambiado. Al principio eran más sencillas y ahora quizá las elaboramos más. A pesar de todo eso, tampoco veo un cambio muy radical en nuestra música. De hecho, estamos intentando retomar alguno de nuestros primeros temas como rareza para tocarlo en algún concierto y creemos que encajará perfectamente. 

Creo que nuestra trayectoria evoluciona progresivamente. Los grupos no deberían dar cambios muy radicales, porque desconciertas un poco a todo el mundo, incluso a tí mismo. Creo que si hay un cambio radical, deberías cambiar incluso el nombre de la formación, pero sí que debe haber una progresión. Si llega un momento en el que un grupo saca un cedé y sabes cómo va a sonar, al menos a mí, particularmente, me acaba cansando. Nosotros somos una banda que intentamos ir introduciendo pequeños cambios en nuestro sonido, los suficientes para no aburrir  y los justos para no dar un cambio radical que descuelgue a nuestros seguidores. Poco a poco hemos ido evolucionando e intentando no estancarnos en lo que es "doom-doom". De todos modos, al final, lo que nos importa, tanto a mí como al resto de los miembros del grupo, es que el sonido sea melancólico y triste. A partir de ahí, no nos importa mucho el saco en el que nos metan. Creo que lo fundamental es el concepto. Da igual de qué forma o con que instrumentos toques. Si Depeche Mode me suena triste, me gustan Depeche Mode. Me da igual qué estilo practiquen. 
 

“Grey Universe” es vuestro primer larga duracion, un trabajo muy esperado por todos aquellos que os conocíamos y os hemos seguido durante este tiempo. ¿Cúales han sido las principales causas de que haya pasado tanto tiempo hasta que ha podido ver la luz? 

Básicamente, yo creo que la razón principal es la dificultad - y más en España - para sacar un disco dentro de este estilo. Nosotros ahora sí que movemos público. Hablamos de trescientas personas, que parece que no es gente (risas), pero que,dentro de este género, en mi opinión, es una burrada. Hay incluso algunas grandes bandas que no han conseguido mover esa cantidad de personas. Esto suele desalentar a las discográficas que, al fin y al cabo, son empresas. Nos hemos encontrado gente que nos decía "sí, si, esto me encanta, pero es algo que no se vende" o que eran muy escépticos. Por otro lado, nosotros íbamos un poco "parados" a nivel de relaciones públicas. Yo siempre peco muchísimo de idealista y digo que nosotros estamos en la música porque nos gusta hacer música y subimos al escenario; y que la parte empresarial la lleven otros. Pero no hay desdeñar el hecho de que, si tenemos un mánager, empezamos a ser promocionados y sacamos un cedé editado por una distribuidora, podemos seguir aplicando ese idealismo, porque se puede hacer que te oiga mucha más gente , incluso fuera de nuestras fronteras. Es algo que no hay que despreciar porque, al fin y al cabo, es la creme de la creme de lo que se persigue; lo que tú quieres es que te oiga cada vez más gente. Otra cosa es que tu trabajo se venda o no, o que te vayas a hacer millonario, lo que, con este tipo de música, evidentemente, no vas a conseguir. Ahora tenemos la suerte de tener un mánager muy bueno, que se mueve mucho. Y, muchas veces, lo más importante es tener contactos.

Hablando de contactos,¿cómo y cuando establecisteis contacto con Xtreem Music?

A la gente de Xtreem Music la conocíamos ya de hace bastante tiempo, cuando aún eran Repulse Records, pero ellos son una discográfica de death y black metal y música mucho más extrema que siempre había tocado menos el doom, quizá por su poca comercialidad. Aun así, siempre nos habíamos llevado bien con ellos y Jose, nuestro mánager, también les "presionó" un poco para conseguir que editaran el elepé. Evidentemente, hemos tenido que financiar parte del disco. Al principio no entras con cualquier condición, estas cosas funcionan así, pero esperamos que para el segundo cedé esto ya no ocurra. Xtreem music está bastante sorprendida con la acogida que ha recibido el disco. El otro día hablamos con ellos y nos comentaban que no se esperaban que vendiese como lo está haciendo. Así que ya te puedes imaginar cómo estamos (risas).

Siendo bastante habitual que buena parte de las formaciones del estilo tengan una “vida” muy breve, sorprende vuestra longevidad como grupo. ¿Cuál es el secreto en vuestro caso?¿Qué es lo que os sigue manteniendo unidos después de tanto tiempo dentro de un género tan minoritario?

Pues mira: mucha cabezonería (risas). Mucha perseverancia. Sé qué es simplificar mucho, pero, para mí, hay dos tipos de grupos dentro de cualquier estilo: primero están los que sacan su primer disco, les hacen una promoción de la leche, son muy pegadizos...pero los machacan y luego nunca más se vuelve a saber de ellos. Luego están los grupos "de día a día", que, poco a poco, año tras año, disco tras disco, van ganando fans como, por poner un ejemplo "legendario", Pink Floyd. Yo tenía claro desde el principio que pertenecíamos a este segundo grupo y que, a pesar de los cambios de formación y hasta que ya no hubiese más remedio, teníamos que intentar seguir adelante. Otra de las cosas que nos ha ayudado bastante, especialmente en los momentos de bajón, ha sido el tirón de  la gente. A mí siempre me apenaba mucho que un grupo muy importante en mi vida se separase. Eso te hace pensar que hay personas, aunque sean pocas, que viven Autumnal, y que a ellas no les puedes fallar. Supongo que en el futuro surgirán más problemas e, igualmente, intentaremos seguir adelante por todos los medios. 
 
¿Con qué idea os reunisteis como banda y cuáles son vuestras aspiraciones actualmente?

En un principio nos reunimos  únicamente porque nos gustaba la música. Poco a poco, cuando nos subimos a un escenario y vimos cómo respondía el público, nos empezamos a plantear las cosas más seriamente Tras un año, decidí que, mientras no tuviéramos un cedé, no iba a parar. Ahora pienso que, hasta que  no tenga diez, no me voy a quedar tranquilo (risas).  

Tras casi diez años juntos, os habéis mantenido fieles a las bases del doom / death original dentro de vuestra evolución.¿Qué representa el estilo para vosotros?¿tiene relación con vuestra vida diaria, con vuestra forma de ver y percibir el mundo que os rodea?

En cuanto al día a día, yo no lo voy viendo todo oscuro (risas). Diariamente tienes que mantener una compostura, unos estados de ánimo... 

En el fondo, somos bastante introvertidos. Yo, personalmente, me veo siempre en un mundo un poco hipócrita, en el que tienes que estar dando tu mejor cara cuando realmente no te apetece. Cuando me encuentro en un momento bajo, compongo, y es cuando me subo a un escenario cuando más sincero soy. 
 
Autumnal es una formación con base en Madrid, pero sin embargo, tú vives en Barcelona. ¿Cómo os organizáis para, por ejemplo, ensayar?

Estar viviendo en Barcelona implica tener que bajar a Madrid muchas veces, cada tres fines de semana como mucho normalmente y cada fin de semana cuando tenemos concierto. Ahora aprovechamos también la tecnología. Yo tengo un miniestudio en mi casa de Barcelona. Allí suelo grabar algunas líneas, que luego paso a Madrid. En Madrid siguen componiéndolas y, cuando nos reunimos, comprobamos el resultado y le damos vueltas a la canción. De otro modo, no habría manera de trabajar. 
 
¿Cuáles son las principales influencias de las que se nutre vuestra música?

Actualmente, es bastante difícil decirlo, ya que cada uno de nosotros tiene unas influencias muy diferentes. De hecho, yo, actualmente, no oigo mucho doom. En cuanto a estilos musicales, mis influencias vienen por el lado del rock sinfónico y el progresivo e, incluso, el pop. A nivel de concepto, los estados de ánimo bajos, que son los que, sobre todo, inspiran las letras. 
 
¿Sobre que tratan las letras y el concepto del disco? 

Cada letra tiene un poco de alguna historia de cada uno de nosotros. En cuanto al tema central, “The street of the largest city in a grey universe”, trata sobre el universo gris que constituyen las ciudades y lo que las rodea. Hoy en día todo es hormigón, está rodeado de carreteras, que también son grises...se trata de una metáfora de la frialdad y la hipocresía de las ciudades frente al campo y a lo que constituye la esencia humana. Me he puesto un poco profundo, ¿no? (risas) 
 
Afortunadamente para los que somos aficionados al doom, sois una banda con bastante querencia por el directo. ¿Cómo es y qué significa para vosotros el proceso de trasladar unas emociones tan íntimas al público desde un escenario?

En mi opinión, se trata de un proceso de selección: te vas quedando con los seguidores que tienen empatía contigo y comparten tu modo de pensar. De ese modo, aunque cantes en inglés, aunque lo hagas con voz gutural y a veces no se entienda, incluso aunque se tratase de temas instrumentales, la música transmite perfectamente lo que estás diciendo y hace muy fácil conectar con la gente que es afín a tu forma de ver las cosas. Lo bueno del doom es que se trata de un estilo muy selectivo, muy personal. Siempre digo que yo me ponía a oír música triste cuando estaba triste. Algunos pensaban que lo hacía por masoquismo. La realidad es que, aunque parezca paradójico, lo hacía para sentirme acompañado. Te sientes acompañado al saber que hay más gente que piensa y siente como tú, y eso es, desde mi punto de vista, lo más bonito de todo. 
 
Habéis tenido la fortuna de compartir cartel con dos grandes de la escena como Anathema y Morgion. ¿Cómo fue la experiencia?¿Qué significó para vosotros?¿Cuáles fueron vuestras impresiones sobre ellos, tanto a nivel artistico como personal?

Tuvimos contacto, sobre todo, con Anathema. Con ellos acabamos compartiendo incluso camerino, a pesar de que cada banda tenía el suyo propio. Al principio te esperas que un grupo así se comporte de un modo frío o distante, pero lo que ocurrió fue lo contrario. Llegaron a nuestro camerino diciéndonos que en el suyo tenían comida y bebida y nos invitaron a ir con ellos. Hablamos mucho y se interesaron por nuestra música. A Vince Cavanagh le gustaba mucho el sonido del cello y estuvimos hablando sobre ello y sobre otras cosas. Es muy bonito ver que el éxito no se les ha subido a la cabeza y siguen viviendo el día a día en la carretera como tú lo haces, como cualquier otro grupo con el que pudieses compartir cartel. Y un concierto es mucho mejor cuando hay buen feeling entre los grupos que comparten escenario.  
 
En mi opinión, la escena doom-metal en España es reducida pero de una gran calidad y con una gran personalidad, sin tener que envidiar nada en este sentido a la de otros países. ¿Qué crees que nos puede faltar para llegar a tener la proyección de las bandas británicas, finlandesas o incluso estadounidenses?

Primero, tenemos una tradición casi infranqueable. Por lo que yo he percibido, fuera de nuestras fronteras España sigue siendo  un país tercermundista en cuanto a música se refiere. Recuerdo un comentario de un miembro alemán del público que se quedó sorprendido al oír un tema de “The Age Of The Sin” y me dijo algo así como “me gusta que en España no sólo brille el sol”. Te da por pensar que desde el extranjero se sigue con la idea de que aquí sólo se hace y se escucha música latina. Es difícil luchar contra eso. Puede también que a nivel tecnológico y de producción haya diferencias, pero yo creo que a nivel compositivo y de ideas en España no tenemos nada que envidiar al resto de la escena de otros países. Y opino lo mismo también para formaciones que no provienen de Inglaterra o Estados Unidos. 
 
¿Tenéis algún tipo de contacto con otras formaciones “compatriotas”?

Sí. Con Evadne, con los que tocamos hace poco. Con Helevorn tenemos muy buen feeling también. Estuvimos en contacto durante una temporada con Poetry, con los que actuamos en Madrid y Barcelona. Hubo muy buena sintonía, pero no sé qué habrá sido de ellos, hace tiempo que no recibimos input por su parte. Es una lástima, porque fue uno de los primeros grupos españoles que escuché que sonaban bien, que no sonaba “a español”. Afortunadamente, hoy en día hay bastantes más grupos de buen nivel que entonces. 
 
¿Qué opinión te merecen formaciones como The Sins Of Thy Beloved o incluso Draconian, que utilizan una estética mucho más llamativa y, de algún modo, pretenden relacionar el doom y el, vamos a llamarlo así, “movimiento gótico”?

Soy una persona a la que nunca oirás condenar a otro estilo de música por mucho que no lo comparta. Creo que cada uno hace lo que quiere y tiene su propia apuesta. No me parece mal lo que hacen los grupos que mencionas, pero no va con lo que hacemos nosotros. Lo nuestro es mucho más purista. Como he dicho antes, prefiero tener sólo a treinta o cuarenta personas en la sala y que estén totalmente entregadas a la música. Si me propusiesen volverme “más comercial” para captar más público gótico, no lo haría. Creo que una de las mejores cosas que tenemos es ser fieles a nuestro estilo y nos sentimos bien sabiendo que la gente que viene a nuestras actuaciones está realmente en la misma onda que nosotros. No soy partidario de “comercializar” el estilo. El hecho de que llamen “doom” a la música de grupos como los que mencionas no me importa ni me molesta pero, sinceramente, no nos veo en el mismo saco que grupos como Lacuna Coil. Muchas veces actuamos con grupos con los que, musicalmente, no pegamos ni con cola(risas).  Pero, insisto, cada formación tiene su propia filosofía y debe hacer lo que quiera hacer 
 
¿Qué grupos, tanto dentro como fuera del estilo, estás escuchando actualmente y a cúales, de entre los recién llegados, destacarías?

Ahora mismo venía oyendo un recopilatorio de Mike Olfield en el coche. Aunque también escucho doom, oigo muchas cosas fuera del estilo. Me gustan mucho clásicos de siempre: Kansas, Supertramp, el propio Mike Olfield, Alan Parsons...también me encantan Depeche Mode. Dentro de la vertiente más metalera, A Perfect Circle, Tool y, evidentemente, My Dying Bride, aunque últimamente creo que se están empezando a repetir y me empiezan a aburrir un poco. A pesar de ello, mentiría si negase que es  un grupo que nos ha marcado. Anathema, aunque a partir de cierta época habría que considerarlos como una banda distinta, me siguen gustando porque hacen una música que me llena. Pink Floyd, Porcupine Tree... 
 
¿Aparte del show de mañana y las próximas actuaciones en Vigo y en Madrid, tenéis algo más confirmado?

Tenemos algo que aún no está del todo confirmado, pero que puede ser grande. Os diremos más  en Abril.
 
Finalmente, ¿deseas añadir algo más para los lectores de Sonidobscuro?

Sobre todo, desearía darlos las gracias, porque este tipo de oportunidades ayudan a que más gente que oiga nuestra música. Vuestra labor, la de las radios y los otros medios es muy importante porque contribuye a que las discográficas se interesen por estilos como el nuestro y a hacer que algún día nos encontremos al nivel de paises como los del norte de Europa. Muchas gracias tanto a ti como a todos los que hayan leído la entrevista.





Este artículo proviene de Sonidobscuro: Portal de Música Oscura en Castellano
http://www.sonidobscuro.com

La dirección de esta noticia es:
http://www.sonidobscuro.com/sections.php?op=viewarticle&artid=1668