Bleiburg - 'Pieces of a Broken Dream'
Bleiburg lleva doce años en la brecha, no son precisamente unos novatos, pese a lo cual no son realmente conocidos, ni siquiera en el ámbito al que pertenecen, la muy a la deriva últimamente escena de dark folk e industrial apocalíptico. Lo primero que me llama la atención es su nombre. Bleiburg, que es el nombre de una preciosa localidad croata lindante con Austria, fue presa de una terrible masacre criminal durante la segunda guerra mundial, en la que perecieron cerca de 70.000 personas, tanto combatientes como civiles, aunque esto por supuesto depende del historiador y su ideología, claro esta. Las cifras van desde 55.000 victimas hasta las que traspasan las 150.000.

Esta ola de sangre y asesinatos se cometió al perder Alemania la zona croata (en aquel entonces Croacia era un país títere de la dictadura nazi). Las represalias, a modo de represión vengadora, fueron protagonizadas entre el ejercito inglés y sobre todo el partido comunista de Josip Broz Tito, en la que purgaron y asesinaron a todos los ayudantes y colaboradores del régimen nazi, la mayorÌa de ellas en ejecuciones masivas producidas después de las hostilidades. Podemos advertir pues en el grupo alemán ya solamente por el nombre cierta inclinación por el revisionismo histórico como fuente de conocimiento, que ayuda a comprender no solamente el pasado sino nuestro futuro, y quizá, como argumentaba Hegel, el futuro. Existe en Bleiburg una llamada de atención sobre la injusticia y el horror. El caso es que la Segunda Guerra Mundial fue el circo surrealista más barroco y más vergonzoso de la historia de la humanidad, un armageddon de muerte en el que no había ni buenos ni malos, como las películas de los vencedores nos han intentado convencer, sino que habÌa una realidad donde todo era odio, muerte y devastación, y si bien hay matices y sensaciones diferentes al respecto, los crímenes monstruosos contra la humanidad se dieron en ambos mandos. Por ambos bandos, lamentablemente.

Una vez aclarado la denominación de origen de Bleiburg, es importante advertir que pese a tener nombre de una villa croata, Bleiburg es un proyecto alemán con tres integrantes: S. Rukavina, A. Scharz y dEMON. Han editado un gran número de cdr's y cd's en discográficas como Old Europa Café, Skull Line y Dark Transmisión y ahora en Cold Spring Records, con un doble Cd que contiene todas las colaboraciones con otras bandas que ha mantenido Bleiburg a lo largo de todos estos años. El primer cd está más orientado al dark folk y el segundo más orientado al industrial apocalÌptico e industrial, que son el ying y el yang de Bleiburg. Las bandas incluidas van desde los americanos medievalistas The Soil Bleeds Black, hasta los trovadores galos Lonsai Maikov, los muy cristianos Thorn Agram (increíble pero cierto, últimamente hay muchos de estos), los húngaros de Larrnakh (un muy desconocido proyecto con tan solo un cd en War Office Propaganda), los desconocidos Project Toth (Este seguro que es el vecino del 5º porque no los conoce ni su padre), los excelentes Cawatana (otros de la fértil escena dark folk de Hungria, manteniendo viva la llama que inició Scivias), Obscure Resistante (también otros desconocidos más a pesar de ejecutar posiblemente los mejores temas del disco, por lo que, achtung!!, hay que seguirles la pista… ) y Gregorio Bardini (músico italiano perteneciente a la banda Arxcollana, con amplias raíces étnicas), todo ello en lo que al primer Cd se refiere, el más orientado al Dark Folk. El segundo Cd contiene colaboraciones más orientadas al dark Ambient, como las del japonés Akifumi Makajima de Aube (especialista en los sonidos ambientales realizados con el agua), los franceses Nocturne (de un estilo similar a Les Joyeaux de la Princesse, no confundir con los Nocturne americanos!), los oscuros Cellar of Rats, los alemanes e imprescindibles Telepherique, el iraní ambientalista Amir Baghiri (que entre sus colaboraciones las tiene hasta con el español Max Corbacho) y la eminencia cuando hablamos de rituales atmosféricos Vidna Obmana. Todos ellos aliñados con temas de los propios Bleiburg, ora más marciales, otrora más medievales, en ocasiones más folk, y a veces muy ambientales, porosos y atmosféricos.

Todo ello, así, con más de dos horas de música, recrea un crisol de culturas muy del gusto a lo proyecto fastuoso tipo Cecil B. De Mille, en la que nadie parece entenderse ante tanta heterogeneidad, pues parece que Bleiburg no parece dotar al conjunto de una dirección clara y homogénea, perdiéndose en perlas solitarias que hacen de su escucha una referencia recomendada, que se salva sobre todo en las dos colaboraciones de Obscure Resistance o en temas sueltos como la excelente obertura del cd ambiental llamada 'Oil in Their Eyes', que son de lo mejorcito que he escuchado últimamente en el Dark Folk y el ambient industrial. Y es que ahora que los líderes del movimiento se han pasado al porno (Douglas “el osito” Pearce) será mejor escarbar en otros grupos a ver que se puede encontrar, y Bleiburg se ofrece en esta ocasión con un trabajo demasiado extenso, pero interesante tanto por la calidad de alguno de sus temas como por sus numerosas colaboraciones.



Este artículo proviene de Sonidobscuro: Portal de Música Oscura en Castellano
http://www.sonidobscuro.com

La dirección de esta noticia es:
http://www.sonidobscuro.com/sections.php?op=viewarticle&artid=1620