Apoptygma Berzerk - 'Sonic Diary'
Se debería de hacer un analisis psicológico sobre las motivaciones que llevan a un artista a hacer albumes de versiones. Supongo que la principal es básicamente ‘porque me da la gana’, pero es un interesante homenaje hacia los músicos que admira, a la vez que posiblemente, el mayor viaje egocéntrico que se puede llevar a cabo, ya que, en la versión siempre existe la semilla del deseo de emular.

El album se parte claramente en dos con las versiones nuevas o modificadas, y las que ya habían sido editadas. Casi todas las canciones que pertenecen a la primera mitad del disco tienen un acercamiento musical que viene desde el electro pop o el indie; opción que eligen los APB posteriores al ‘Harmonizer’. Cuando se esucha la version de ‘Bend & break’ de Keane, seguida de ‘Who’s gonna ride your wild horses’, incluida en ‘Ultimate tribute to U2’, el resultado no es solo increíblemente moña, sino algo irrosorio. Sin embargo, no todo es lo que parece, y las bases rotas en las que se adentra seguidamente la version del grupo de Bono, no son nada desdeñables. El problema casi siempre reside en que, quitandole particularidad o fuerza a la música, la voz de Stephan Gröth no consigue alcanzar una energía o tragedia suficiente como para convencer de todo al oyente.

‘Coma White’, de Marylin Manson, es la bisagra sobre la que se rompe la dinámica del disco. Con unas bases más potentes y bailables, se adentra en ‘Fade to Black’, incluido en el tributo industrial a Metallica, que recoje unos APB más duros, algo tranceros y claramente electrónicos. Obviamente, ‘Shine on’, del ‘You And Me Against The World’ -originalmente de The House Of Love- regresa al electro pop facilón, que cuenta con in interesante estribillo lleno de riffs de guitarras. Lo sigue una versión de Visage donde se introduce un coro femenino y lo más destacable es la línea de bajo que marca la melodía. ’Mourn EP’ ostenta la pertenencia de las siguientes versiones, ’Electricity’ y ’ Ohm Sweet Ohm’. La primera se presenta altamente macarra y ebemera y la segunda intenta modernizar ligeramente el sonido de Kraftwerk. Sobre el acercamiento a la balada de ’Bizarre Love Triangle’ no hay mucho que decir.

’All tomorrow’s parties’de The Velvet Underground, se incluye en el disco dos veces, una en su versión original del 93 y otra con la voz invitada de Nico. La versión inicial, con su estructura techno pop algo libre es uno de los temas más interesantes del disco, sobre todo por esos sintetizadores que marcaban la época del ’Soli Deo Gloria’ y ’7’. La aparición de Nico es soprendente, no sólo por su peculiar timbre, sino porque, no cabe duda, debería dedicarse a la electrónica: recita, serpentea y habla sobre unas bases ralentizadas y llenas de guiños añalógicos. Sin duda, la estrella del álbum. Como regalo ‘oculto’ una segunda versión de Metallica con ‘Nothing else matters’.

La edición limitada incluye también un segundo disco con remezclas de algunos de sus pasados hits, seguramente buscando un extra a la venta de este disco que, para los seguidores de Apoptygma, no supondrá muchas novedades, aunque la compilación de covers contiene algunas piezas interesantes.



Este artículo proviene de Sonidobscuro: Portal de Música Oscura en Castellano
http://www.sonidobscuro.com

La dirección de esta noticia es:
http://www.sonidobscuro.com/sections.php?op=viewarticle&artid=1574