Artica - 'Plastic terror'
Artica es un grupo con una ya larga historia y cierto renombre en el mundo del rock gótico. Tras un par de álbumes, 'Natura' y 'Ombra e luce', en los que se han consolidado como unos dignos representantes del estilo en su vertiente más clásica, con los inolvidables Nosferatu como principal referencia, presentan ahora su tercer elepé. En 'Plastic Terror la banda ha introducido cambios que han intentado evolucionar su sonido haciéndolo más contundente y, también, más atmosférico. El objetivo se ha cumplido a medias. En este disco podemos encontrar tres o cuatro muy buenas composiciones, pero el resto terminan perdiéndose entre clichés ya más que explotados por otros conjuntos y resultando demasiado monótonas y parecidas entre sí.

La contundencia en los nuevos Artica procede de las guitarras, a veces próximas al metal, y la batería. Los ambientes los crean los teclados y constituyen el mayor acierto en este trabajo. Tal vez el aspecto más desaprovechado sea uso de las voces. Los cortes más destacados presentan un uso variado de los tres tipos de registros que Alberto Casti maneja con soltura: uno gutural, otro limpio que recuerda al de Wayne Hussey y, finalmente, los agudos lamentos que deberían aportar “calor” y emotividad a la música, pero cuyo uso excesivo es una de las razones por las que muchas canciones llegan a cansar tras varias escuchas.

El mejor corte es, sin duda, 'Sacrificium', que conjuga de un modo excelente las novedades de las que hemos hablado manteniendo intacta la identidad sonora del quinteto. Un tema potente y adictivo rematado con unos buenísimos pasajes atmosféricos creados por los teclados, la batería y el bajo, que aportan un cierto aire épico. Argumentos similares presenta 'Plastic Terror', que tiene también algún guiño al post-punk. 'Ocean' es un medio tiempo hermoso y melancólico, mucho más compacto en cuanto a estructura, que nos trae a la cabeza a unos The Mission "góticos". 'I don’t fit' se encuentra en la misma línea, aunque no es tan brillante. Por último, 'Roma Brucia' cierra el disco con un post-punk/batcave bastante típico y cantado en italiano, pero que en este caso contribuye, al menos, a dar un toque de variedad al conjunto.

Del resto de temas ya hemos hablado. En ocasiones, su lentitud “ayuda” a crear la sensación de monotonía y sólo merece la pena destacar detalles puntuales o curiosos, como los teclados tipo The Frozen Autumn de 'Engel' (cantado en alemán), los estribillos que recuerdan a Parade Of Souls en 'The Deserter' o los arreglos y las bases electrónicas de 'Aggressione' que, eso sí, tiene un sonido muy potente.

Podemos decir que el cambio no ha sentado del todo bien a Artica, que, por un lado, pierden fluidez y variedad en muchas de sus composiciones con respecto a sus anteriores trabajos pero que, por otro, siguen demostrando ser un grupo con tablas y unos músicos competentes capaces de crear gothic rock de alta calidad. Esperemos que sigan por este último camino. Recomendable para incondicionales del estilo.



Este artículo proviene de Sonidobscuro: Portal de Música Oscura en Castellano
http://www.sonidobscuro.com

La dirección de esta noticia es:
http://www.sonidobscuro.com/sections.php?op=viewarticle&artid=1189