Noticias Artículos
Buscar
ENVIAR NOTICIA TU CUENTA NOTICIAS ARTÍCULOS ZONAS AGENDA ENLACES STAFF CONTACTO RSS Feed
  
 
Eisblut - ‘Schlachtwerk’    
(1037 palabras totales en este texto)     Versión para imprimir


[01] Wenn der König stirbt
[02] Silbersarg
[03] Sag: Ich will tot sein
[04] Überreste
[05] Wiegenlied vom Totschlag
[06] Gespenst in den Trümmern
[07] ?
[08] Schlachtwerk
[09] Krankes Herz
[10] Über dem Jenseits
[11] Menschenfleischwolf
[12] Am Glockenseil
[13] Altersheim

Título: "Schlachtwerk"
Grupo: Eisblut
Sello: Massacre Records
Año de Edición: 2005
Género: Death Metal/Gothic Metal/Black Metal
Puntuación: 8 / 10

Webs:
massacre records:
www.massacre-records.com



      Eisblut es un grupo especial.

Aunque ‘Schlachtwerk’ es su primer trabajo, este quinteto alemán se formó en 2000 a partir de las dos cabezas pensantes de la banda de death metal Eisregen, Michael Roth(voz) y Bursche Lenz(guitarra), a los que luego se unirían Roberto Göring (Terminal Cancer) al bajo, Wolf Rothbauer(Third Moon), también a la guitarra, y Sebastian Köhler a la batería.

Aunque hayas llegado hasta aquí y no te gusten el death ni el black, si te gusta el metal en general, continúa, por favor.

Ya hemos dicho que Eisblut es un grupo especial.

Y no son (sólamente) especiales porque en este trabajo se puedan encontrar fragmentos que van desde el rock gótico a una intro que podría firmar algún grupo de electrodark; estos son casos meramente anecdóticos, aunque su presencia resulte interesante y no esté de más. Lo que distingue a Eisblut es, valga la redundancia, que son diferentes. No se han limitado a compilar una amalgama de sonidos extremos y oscuros y venderla como una innovación, sino que verdaderamente han creado una línea sonora que logra convertir lo underground en algo casi accesible. Y no es una broma. Si no lo creéis, simplemente escuchad el disco.

Como hemos dicho, en los escasos cuarenta minutos que dura este compacto hay espacio para muchísimas cosas: caben el rock oscuro, los arreglos electrónicos, el gothic metal y un amplio abanico de la interminable lista de subetiquetas que pueblan el mundo del metal extremo. Pero si Eisblut son diferentes y merecen la pena, es principalmente porque se trata de un conjunto de buenos músicos con la mente abierta y un discurso coherente. Hay también tiempo y lugar para escarceos muy bien resueltos con estilos más comerciales, pero el verdadero mérito de estos teutones es hacer posible que sus principales argumentos se acerquen a un público más amplio del que en principio debería escucharlos con agrado.

¿Cúal es la receta mágica?

El sonido raíz de Eisblut se cimenta en la alternancia entre death metal clásico, sonido Gotemburgo (primeros Dark Tranquillity, At The Gates...), death más melódico (últimos In Flames), y black metal de muy diversas naturalezas. A la sucesión cambiante de ritmos y riffs se une la de unas voces que, casi a partes iguales, se dividen entre gritos blackies, voces guturales, voces claras “normales” y otras más líricas que llegan a evocar a las de sus compatriotas Rammstein.

Todo esto se puede percibir en una primera escucha impactante e incluso desconcertante. Si continuamos adentrándonos en su música también podemos descubrir un uso bastante creativo de la batería, con ritmos que pueden llegar a evolucionar de un modo impensable dentro del género, como veremos más adelante. Lo más sorprendente es que todos los elementos están perfectamente engarzados y no nos encontramos ante una mezcolanza inconexa, sino ante algo totalmente sólido y perfectamente reconocible. Una sensación de unidad que no sólo viene dada por la capacidad para combinar con maestría los ingredientes básicos; con esto y sin nada más nos encontraríamos ante un grupo original y, por supuesto, virtuoso, pero aún complicado de oír. Eisblut se acercan al oyente gracias al uso minimalista de las señas de identidad de las corrientes de las que beben artísticamente, especialmente de las guitarras y la batería, de cuya rítmica saben incluso extraer un componente humorístico que no desvirtúa, sino que aporta frescura a su sonido. Aun con ello, pueden venirnos a la mente nombres como Arcturus o Missanthrope, pero sus propuestas, siendo también coherentes y originales a la vez, no llegan a ser comparables. La de Arcturus, por ser menos dura y la de Missanthrope, por ser menos arriesgada. Por todo lo dicho, estos pseudodebutantes deberían recibir un de interés por parte de algunos oyentes de gothic metal y de aficionados a las guitarras eléctricas con ganas de descubrir algo original y de calidad.

En cuanto a los temas, ya hemos dicho que, por un lado, se encuentran aquellos que representan la esencia del grupo y, por otro, los “híbridos”, bastante accesibles. Comenzando por estos últimos nos encontramos con el segundo corte, 'Silbersarg': metal oscuro y emocional con mucho gancho y ecos a grupos como ASP o Scream Silence. 'Krankes Herz' parte del rock gótico, se endurece al final de las estrofas e introduce unos estribillos que a más de uno le recordarán a In Flames (voz death incluida). Por último, 'AmGlockenseil' es un tema de cybermetal en la onda The Kovenant. Advertimos que también hay un “chiste con título” de apenas unos segundos de duración llamado '?', y que tras el nombre de 'Altersheim' (residencia de ancianos en alemán), que cierra, se esconde una curiosa metáfora.

Del resto del cedé seleccionamos 'Sag:ich will tot sein', 'Überreste' y 'Gespenst in den Trümmern', que representan la identidad del grupo de la mejor manera posible.

'Sag:ich will tot sein' es un tema de death con estribillos black en el que destaca el papel de la batería y que termina con una sección más suave acompañada por voces limpias.

Para definir 'Überreste' lo mejor que podemos hacer es imaginarnos a Rammstein pasándose al death metal. Ritmos marciales en las estrofas y estribillos técnicos pero no cansinos en una canción en la que las voces claras vuelven a aparecer en la segunda mitad de la composición mientras las guitarras se vuelven a relajar.

'Gespenst in den Trümmern' es, por último, un muy buen tema de black a medio camino entre la escuela sueca y la noruega: hay más melodía que en la primera y menos ornamentos que en la segunda.

Además de los comentados, merece la pena destacar 'Wiegenlied vom Totschlag' por tener un comienzo emocional y casi acústico que recuerda a 'Klavier' y 'Menschenfleischwolf', en el que la rítmica llega a flirtear con el ska de manera exitosa. Los demás temas siguen dentro de estos parámetros combinándolos con distintos matices y dando resultados más que interesantes. A todos ellos hay que añadir ese “algo más” que eleva su nivel por encima de la media.

Después de todo lo dicho sólo queda recomendar encarecidamente este disco a través de una sola frase:
algo muy importante se puede estar gestando bajo el suelo.




Trabajo comentado por: Jesús Fernández - [ENE:06]

*(Derechos Reservados)*

[ Volver Reseñas | Índice de las Secciones ]

Búsqueda de Artículos relacionados

Por Autor: Jesús Fernández
Por Sello: Massacre Records
Por Estilo: Death Metal
Por Estilo: Gothic Metal
Por Estilo: Black Metal

Enlaces Relacionados dentro de Sonidobscuro
(Entra como usuario registrado y tendras mas prestaciones)
  
 
Copyright © Sonidobscuro. Todos los derechos reservados