Noticias Artículos
Buscar
ENVIAR NOTICIA TU CUENTA NOTICIAS ARTÍCULOS ZONAS AGENDA ENLACES STAFF CONTACTO RSS Feed
  
 
Dresden Dolls    
página(s) : 1/3
(3785 palabras totales en este texto)     Versión para imprimir



      En su paso por España presentando 'Yes, Virginia' tuvimos el placer de entrevistar a Amanda Palmer, vocalista la formación norteamericana The Dresden Dolls. Nos habla del tour, de sus aspiraciones y preocupaciones...

SO.-Si hay alguna pregunta que estés completamente agobiada de responder, simplemente dímelo, y pasamos a otra cosa.

Amanda Palmer.- No te preocupes, mi truco es que tiendo a no responder igual a la misma pregunta dos veces y eso hace que pueda manter las cosas interesantes. No miento, pero elijo un acercamiento diferente. Como, por ejemplo, cada vez que alguien me pregunta ¿cuales son tus influencias?, como tengo unos doscientos por lo menos pienso “Vale, esta vez voy a hablar de los Smiths o Bowie” (risas)

SO.- ¿Cómo esta yendo el tour hasta ahora? ¿Cuánto tiempo lleváis ya en carretera?

Amanda Palmer.- Llevamos tres semanas en la carretera, pero realmente ha sido casi sin pausa, menos por algunos días, durante unos dos años.

SO.-Realmente vivís de la música, eso es genial.

Amanda Palmer.- ¡Qué va! Es un coñazo. Este tour está siendo muy duro. Cada vez que empezamos un tour las cosas van un poco mejor o un poco peor, y me enfrento a diferentes limitaciones. Y este tour es uno de esos en que las cosas han sido organizadas de un modo terrible, y nos hemos pasado días sin dormir, y los dos nos estabamos preguntando “¿Qué estamos haciendo?” Nos pasamos el día entero completamente desencantados y no había ninguna felicidad sobre el escenario porque no teníamos ninguna energía. La sensación era de que esta vida estaba jodida.
Desde fuera parece todo realmente emocionante, te pasas algunas semanas en tour con un calendario sin piedad y todo pierde el sentido y deja de ser apasionante.

SO.-Además sin privacidad...

Amanda Palmer.- Eso no lo llevo bien. La falta de privacidad me está volviendo loca. Y no se trata simplemente de querer estar sola, sino de ya no ser un artista. Quiero decir, cuando estoy en tour casi dejo de sentirme como si fuera un artista, me siento como una trabajadora. Como una cantante en una banda u orquesta. Y es tan diferente del estilo de vida que vio nacer a la música que hago y el tipo de banda que somos que a veces me da la sensación de que todo va al revés.

SO.-¿Crees que está directamente relacionado ganarse más popularidad?

Amanda Palmer.- Pues sí. Completamente. Hay una demanda por la banda y la gente nos va a intentar empujar a rellenar la mayor cantidad de horas posibles del día a promocionarnos y trabajar como sea posible, así que se convierte en una espada de doble filo. Te van llegando oportunidades una detrás de otra y quieres cogerlas todas, pero de manera realista sólo acabas aprendiendo de tus propios errores que necesitas darte tiempo para vivir, y no puedes estar promocionando la banda de manera constante. Y nosotros hemos estado aprendiendo esto poco a poco. Es difícil, porque todo es muy tentador: “Toca un concierto más, es una oportunidad genial, tienes que hablar con este periódico”... y al final dices... “Veeenga, vale, esto lo haré”. Y de repente miras las horas del día y no has dejado un solo hueco para ti mismo. Y crees que el sacrificio vale la pena, pero al final te alcanza y te dices “Espera un momento, he llegado a un punto en que estoy completamente absorbida. Ni siquiera he tenido un solo pensamiento artístico en un mes entero. Mi mente ha estado totalmente ocupada en promocionar la banda.”

SO.-¿Crees que ser dos lo hace incluso más difícil?

Amanda Palmer.- No sé. Normalmente en bandas de cinco o seis también hay una o dos personas que son los lideres o lo escritores de la música, y los demás simplemente están por ahí y hacen lo que se les dice. De hecho, creo que en muchas cosas es más fácil.

SO.-¿Tenéis el mismo ‘peso’ así que cada uno puede hacer el mismo trabajo?

Amanda Palmer.- Sí. Y llevamos la misma talla de pantalones. Y compartimos maquillaje. Pero es como cualquier otra cosa: está muy concentrado y cuando es bueno es realmente genial; pero cuando es malo es realmente terrible. No hay ningún otro sitio a donde ir. No hay nadie más a quien hablar. Es como cualquier otra cosa que está tan concentrada. Lo que sea que está pasando se multiplica por diez.
Es horrible, pero también es maravilloso. Con dos personas sobre el escenario, cuando conectamos realmente, es como magia. No hay distracciones, es como dos personas que tienen una conversación intensa y no hay nada para interrumpirles.
Preferimos cambiar ese tipo de intensidad a la otra posibilidad, ser una banda en una entrevista y que se empiece una discusión y no haya nadie que la pueda parar, sería un ‘¿qué hacer?’, podría convertirse en algo muy incómodo. Pero yo nunca he estado en una banda más grande. Brian sí. Ha sido el batería de una banda con más miembros, y sabe lo que es. Creo que prefiere esto. Somos los dos protagonistas. Y no lo querría de otra manera. No querría ser Amanda Palmer con su banda acompañante. Creo que mi ego tiene esa necesidad de ser mantenido a raya. Prefiero tener a alguien conmigo sobre el escenario, compartiendo los focos.



   Página siguiente (2/3) Página siguiente



Entrevista realizada por: isis - [JUN:06]

Enlaces de Interés: [Dresden Dolls]

*(Derechos Reservados)*

[ Volver Entrevistas | Índice de las Secciones ]

Búsqueda de Artículos relacionados

Por Autor: isis

Enlaces Relacionados dentro de Sonidobscuro
(Entra como usuario registrado y tendras mas prestaciones)

Búsqueda por :   nine inch nails

Nine Inch Nails
en la Sección: Artistas

Nine Inch Nails - 'The Downward Spiral'
en la Sección: Reseñas

  
 
Copyright © Sonidobscuro. Todos los derechos reservados