Noticias Artículos
Buscar
ENVIAR NOTICIA TU CUENTA NOTICIAS ARTÍCULOS ZONAS AGENDA ENLACES STAFF CONTACTO RSS Feed
  
 
Ô Paradis    
(3315 palabras totales en este texto)     Versión para imprimir



      Referente del dark folk y la música experimental, creador empedernido y navegante perdido de la escena nacional. Todo ello y mucho más representa Ô Paradis.

Con motivo del lanzamiento de su largo 'La Boca del Infierno', Demian, alma del proyecto, responde a nuestras preguntas

SO.-Presentas en poco tiempo tu disco en colaboración con Novy Svet, un maxi en Autre Que y este disco, ‘La boca del Infiero’, ¿crees que este es uno de los mejores momentos de Ô Paradis?

Demian- Ô Paradis.-En el sentido del número personas que se acercan a una tienda a comprar material de Ô Paradis, sí, es el mejor momento. Esto me permite trabajar cada vez con gente más profesional, a nivel de edición, distribución y seriedad con el dinero, que también es importante. Y en un sentido creativo, tras 'La boca del infierno' dejo una etapa atrás y me siento muy libre. Creo que la libertad es un buen aliado para la persona que intenta crear algo.

SO.-Has editado en diferentes casas discográficas (Tesco, OEC, Aorta...)¿Cómo es la industria musical para Ô Paradis? ¿Crees que Ô Paradis ha llegado todo lo lejos que quieres que llegue? ¿Es la música tu trabajo principal?

Demian- Ô Paradis.-Al principio nunca me planteé encontrar a nadie para comercializar mis canciones, y simplemente lo edité yo mismo con la intención de ver mis trabajos en un formato oficial. Más tarde fueron apareciendo gente interesada en editar mis trabajos. Todo fue muy natural y llegó en su momento justo. Creo que si haces las cosas con amor, lo demás llega solo. La música, desgraciadamente, no es mi trabajo, pero quizá es mejor no vivir de tu creación, así evitas la presión de gustar al público y ganas en libertad.

Es curioso, cuando entras en un local, sobretodo de la escena industrial o gótica o como quiera que se llamen, porque encuentras bailando glamurosos escritores, músicos malditos, soldados de románticas guerras.. pero al salir el sol son carniceros, carteros o camareros.

Esta es la magia de las vidas secretas. Algo así como la identidad secreta de un superhéroe. Algunos tenemos trabajos de mierda que nos obligan a comunicarnos con un mundo ajeno a nosotros, pero por suerte tenemos la capacidad de crear el nuestro propio. Eso intento con Ô Paradis. Espero que Ô Paradis no haya llegado todo lo lejos que pueda llegar, porque no habrá llegado a su destino hasta que grabe la última canción.

SO.-Aunque Ô Paradis es añadido entre los grupos de dark folk, utilizas todo tipo de ruidos, samplers y percusiones electrónicas para la creación de tus temas. Además tienes mucha libertad en la longitud e instrumentación de tus temas ¿Cómo es la creación de un nuevo tema de Ô Paradis?

Demian- Ô Paradis.-Cualquier cosa sirve para grabar una canción. Cualquier pequeña experiencia o sentimiento puede ser la chispa que encienda un fuego. Por supuesto todo lo que veamos, escuchemos, toquemos, odiemos, nuestros errores y aciertos, torpezas y momentos brillantes sirven. Para los sonidos es lo mismo, sirven tanto instrumentos, como una cuchara, un secador del pelo o los miaus de tu gato. La única regla es que cuando grabes estes emocionado. La emoción es la clave.

SO.-¿Cómo ves el límite entre el dark folk, la música experimental y el industrial rítmico?

Demian- Ô Paradis.-Creo que las etiquetas empujan a las tendencias musicales a una muerte segura y solo permanecen los ecos de grandes obras. En el momento que podemos señalar algo y definirlo, le robamos el secreto a ese misterio. Quizá por eso el dark-folk ya no exista como tal, o el industrial rítmico suene tan antiguo y falto de imaginación. Quizá el término experimental englobe tanta música que no pueda considerarse una etiqueta.

En cualquier caso, creo que lo que tenian en común las tendencias que has nombrado es la búsqueda de nuevas fórmulas, y eso mismo hace que los patrones vayan transformándose y la música vaya evolucionando y siguiendo caminos extraños, nunca en linea recta. Quedarse en un sitio, cuando tu motor era la búsqueda, no tiene mucho sentido. Con esto quiero decir que si existe una banda como Death in June, y más tarde salen clones debajo de las piedras, se crea una etiqueta y el mundo me parece aburrido y gris.

SO.-¿Consideras a Ô Paradis parte de alguna escena?

Demian- Ô Paradis.-Yo me siento bastante solo, pero no sería honesto callarme que siento afinidad y estoy influenciado por algunos proyectos que en los medios aparecen bajo el nombre de post-industrial. Dios mio, ya lo han catalogado, esto es el fin, ha ha.

También quiero expresar la alegría que siento de haber colaborado con algunas de estas bandas. En Italia hay una creatividad en el aire muy acertada, y esto me gusta porque le dá a la música una dimensión que no tenía la música del norte de Europa de la que tanto hemos bebido. Espero que España se reinvente a si misma otra vez, ya que en el pasado hemos tenido grandes proyectos, pero en este momento a mí no me parece que tengamos una escena creativa, o por lo menos yo la desconozco.

SO.-¿Qué influencias tiene Ô Paradis (tanto musicales como de cualquier otro tipo)?

Demian- Ô Paradis.-Una inquietud es una búsqueda, y todo los libros que leo, películas que miro y música que escucho van en esa dirección. Esa es la verdadera religión, perseguir un misterio en la oscuridad. En los momentos terribles de una persona podemos encontrar luz en los sitios menos pensados. El libro que leo ahora es 'Crónica del pájaro que da cuerda al mundo' de Haruki Murakami, la última película 'Flores rotas' con Bill Murray, y el disco que ahora tengo puesto es 'Anna' de Wermut.

SO.-¿Cómo crees que se hacen presentes en tu música?

Demian- Ô Paradis.-Creo que los temas de inspiración no son muchos. Los artistas siempre hablan de amor, muerte, dios, sexo etc, etc. Lo realmente interesante es como se enfrentan a esas cuestiones. Si tu eres sincero y honesto, tu obra siempre será única, porque solo existe un punto de vista como el tuyo. En Ô Paradis hay muchas influencias, por supuesto, pero creo que son afinidades emotivas y no el hecho de compartir opiniones con otros. Me refiero a que las opiniones siempre son robadas o estan condicionadas, en cambio el sentimiento siempre es real y sincero. Intento no escuchar a la personas muy seriamente, pero mirar lo que hacen con mucho interés. Entonces mis influencias son todas aquellas cosas que despietan mi inquietud, y se hacen presentes en mi obra desde el sentimiento, no desde las opiniones. Por eso algunas personas dicen que mi música, y sobretodo los textos, es confusa. Ya se que suena pretencioso, pero me gusta ver mi obra como el mapa de un tesoro. Si encuentro el oro, dejaré de grabar.

SO.-¿Por qué te decantaste por la libre creación de Ô Paradis? ¿Alguna vez has considerado hacer un proyecto paralelo más ‘mainstream’?

Demian- Ô Paradis.-Lo que hago es lo único que sé hacer, y si quisiera hacer otra cosa fracasaría. Quiero decir que realmente no tengo un control sobre como van a sonar mis discos. Simplemente grabo con cariño y espero el resultado, si este me convence, lo enseño a los demás, es decir, lo pongo en un formato.

SO.-Contratiempos, ecos, ruidos... ¿todo vale para un tema de Ô Paradis?

Demian- Ô Paradis.-Por supuesto, todo vale, siempre que funcione claro. Es muy difícil imaginar una canción terminada. Normalmente tienes una idea confusa de como va a sonar un tema, pero despues hay que dedicarle muchas horas para que todo este en su sitio, o por lo menos te lo parezca. Trabajar el sonido no es fácil, y menos cuando no eres una banda convencional con bajo, guitarra y batería que ya de por si cubre todo el espectro musical. Si quieres trabajar con ruidos, no puedes derramarlos como vaciarias una bolsa de basura, tienes que utilizar esa basura con mucho cuidado.

SO.-¿Qué tipo de instrumentos prefieres a la hora de trabajar con la música? ¿Cómo combinas lo analógico y lo digital?

Demian- Ô Paradis.-Sinceramente, yo no soy muy buen instrumentista ni cantante. Solo puedo tocar el bajo con decencia. Pero por suerte tengo a mi disposición un sampler. Tienes razón, me gusta mucho mezclarlo todo. Lo digital, con lo analógico, los ruidos con las harmonias y las palabras con todo lo demás. Hacer música es realmente divertido y casi terapéutico. Cuando grabo, mis problemas salen de mí para ser sonidos y mis nervios se van calmando hasta que me olvido del tiempo. Que bueno es trabajar de noche, todo se vuelve confuso, y si entrecierras los ojos se te aparecen las imágenes que buscas.

SO.-¿Dónde encuentras los samplers que utilizas y cómo los acoplas y usas en un tema?

Demian- Ô Paradis.-Los samples, normalmente, son sonidos de objetos cotidianos de mi casa o instrumentos extraños, al menos para mí, que voy encontrando por ahí. Pero también utilizo cualquier cosa que encuentre en discos ajenos o películas, que cuadre con el concepto de la canción que trabajo. A veces es más difícil utilizar un sampler de violin que quede bien, que grabar un violin de verdad a tempo real, no creas. Normalmente cuando juntas sonidos que en un principio fueron grabados para destinos distintos, el resultado es, como mínimo, curioso. La música contemporanea tiene muchas posibilidades, yo de verdad pienso que hay tanto por inventar. Ahora, ya solo los formatos son tan distintos... en pocos años mucha gente a pasado de pasear y comprar un Cd a encerrarse en su casa y bajarse música, pero no todo son malos cambios.

SO.-La temática de tus canciones varía, pero incluso cuando tratan sobre temas ajenos a ti, suelen tener un tinte personal. ¿Escribes la música para una letra determinada o creas las letras en base a una música?

Demian- Ô Paradis.-Primero tengo una sensación de lo que será un album. Entre trabajo y trabajo, solo experimento y juego con mis máquinas. Luego grabo toda la música, con algunas melodias y textos ya un poco claros, y por último imprimo las palabras, acabando de escribir lo que al principio eran solo pruebas. Aunque algunas veces he empezado a grabar mi voz sin saber que decir, las palabras han ido saliendo y se ha quedado tal cual. Me encanta cuando sucede esto.

SO.-¿Considerarías hasta cierto punto tus discos como ‘temáticos’?

Demian- Ô Paradis.-Creo que detrás de cada trabajo hay una idea, bueno, quizá más que una idea es una percepción de las cosas. Yo tengo muchos altibajos, y voy cambiando mis impresiones de este extraño y ajeno mundo a menudo. Por ejemplo en 'Serpiente de luna, Serpiente de sol', quería hablar de dos fuerzas que estan en eterna guerra, ya que la distancia entre sus personalidades es grandísima y no pueden existir juntas, sin embargo viven dentro y fuera de nosotros. Su gran lucha nos hiere y a veces puede destruirnos, pero si sabemos "manejar la situación", no solo podremos vivir con este conflicto constante, sinó que creceremos gracias a él, de hecho es la dificultad que nos empuja a continuar. Es lo que los indues llaman 'Ida y Pingala'". Más tarde, con gran asombro, he descubierto dos serpientes enroscadas junto a un sol y una luna en libros de alquimia y mística.

SO.-¿Con ‘La boca del infierno’ querías crear un concepto en particular (con las imágenes, la presentación, lo personal de los temas, etc)?

Demian- Ô Paradis.-'La boca del infierno' es una historia de desamor, espiritual por un lado y como miembro de ese dificil comunión que es la pareja por el otro. Ha ha, es raro mezclar a Dios con tu ex-pareja, pero creo que ha funcionado, quizá porque el amor y el odio es lo mismo, como amor terrenal y celestial también lo es. Soy consciente de que parezco un loco diciendo estas cosas, no todo el mundo lleva lejos sus pensamientos, pero para crear, me repito, es necesario llevarlo todo muy lejos, volver, y contarlo. Además creo que es un album que roza la locura. De hecho no quiero escucharlo más, y me he prometido a mi mismo que este trabajo tendrá un hermano, me redimiré de mis pecados y quizá así me salve. Es posible que siempre esté hablando de lo mismo, dos serpientes en guerra que equilibran las cosas.

SO.-¿Crees que ‘La boca del infierno’ se podría considerar más agresivo que algunos otros trabajos de Ô Paradis?

Demian- Ô Paradis.-'La boca del infierno' es el album más desesperado, y en cierta manera resentido. Por esta razón puede parecer el más agresivo, pero creo que siempre canto desde un sentimiento dulce, o agridulce en este caso. No puedo imaginarme mis pensamientos como algo muy violento, por eso los tempos de los temas son, casi siempre, lentos. Para mí es interesante trabajar la violencia desde la serenidad, le dá una dimensión extraña a tu obra. En otras bandas me gusta mucho ver este contraste, hay bandas con discursos muy fuertes y musicas muy dulces. Todo es experimentar y ver que pasa. En cualquier caso, una obra sin contrastes, por lo general, es aburrida.

SO.-Has colaborado con muchos artistas, pero sobre todo habría que subrayar tu trabajo con Novy Svet. ¿Cómo es la relación Ô Paradis – Novy Svet?

Demian- Ô Paradis.-El primer disco que hice con Novy Svet, lo creamos desde la distancia, a través de correos. A veces, los aviones que alejaban mis CD's se cruzaban con los que traían los suyos. Más o menos a la mitad del disco nos conocimos, y todos los e-mails que nos habíamos mandado con cariño pero sin conocer nuestro rostro, nos parecieron reales, de verdad teníamos cosas que decirnos y disfrutar diciéndoselas a los demás, fue muy bonito, lo pasé realmente bien trabajando con Jürgen y Ulla. El segundo trabajo lo grabamos casi un año más tarde.

SO.-¿Cómo os enfrentáis a un trabajo conjunto?

Demian- Ô Paradis.-El trabajo conjunto fue muy dinámico la primera vez. Nunca nos hería que uno deshechara ideas del otro, dejamos el ego a un lado y creo que hicimos lo que el disco necesitaba. Ahora puedo ver que aquel album se grabó con mucho amor y disfruto mucho escuchándolo. El segundo fue diferente, la euforia y excitación no era tanta y eso le dió aspectos nuevos a las canciones, es un album mucho más pensado, no tan fresco, pero más maduro según mucha gente.

SO.-También has colaborado con Circe, ¿cómo crees que es la escena oscura experimental nacional? ¿Qué te llama la atención de lo que se hace actualmente?

Demian- Ô Paradis.-Creo que tengo facilidad para saber lo que busca alguien en la música, y eso facilita mucho colaborar con otra gente, sobretodo si sientes afinidad con esas personas. Circe es un proyecto honesto y de verdad me gusta muchísimo, pero no puedo escucharlo. No conozco mucho la escena nacional. Conozco buenos proyectos, pero no tengo la sensación de que exista una escena, falta aun mucho amor y odio entre las bandas, ha ha.

SO.-Con respecto a los directos, ¿cómo te enfrentas al escenario?

Demian- Ô Paradis.-Sin Raul "Nihil", es mi teclista en el escenario, pero sobretodo, la persona que me dá la serenidad necesaría para pisarlo, es un gran amigo y alguien que entiende lo que hago. Si él tuviera tiempo, grabaría las mejores canciones de este país. Al escenario me enfrento convenciéndome de que Ô Paradis es una gran cosa, y porque no decirlo, con algunas cervezas para no dudarlo. La timidez puede ayudarte si en el escenario te rebelas contra ella.

SO.-¿Qué equipo sueles presentar sobre el escenario? ¿Cómo transformas los temas de Ô Paradis en directo?

Demian- Ô Paradis.-Los instrumentos que utilizamos son el bajo, un teclado, samples, bases pre-grabadas, y en el futuro un percusionista. Yo intenté darle a un timpani en el pasado, pero algunas personas tenian razón al decir que no tengo manos para todo, y que lo tocaba "sin ton ni son". A veces me gustaría tener una banda completa. Pero es tan difícil sincronizar a mucha gente cuando tu música está construida sobre un trabajo hecho en casa...es más honesto tirar de tecnología, que al fin y al cabo, es como se grabaron en un principio las canciones.

SO.-¿Has hecho conciertos fuera de España? En caso de respuesta afirmativa, ¿cómo ves las diferencias entre España y demás?

Demian- Ô Paradis.-Nunca he tocado fuera de España como Ô Paradis, solo como bajista de Novy Svet en Tokyo, y tengo que decir que sí, la gente es realmente diferente a nosotros, pero es que hablamos de japoneses!!! Muy serios pero con verdadera devoción. Supongo que en Europa según el sitio, pero no creo que sean muy distintos a los españoles. Cuanto más al norte más cerrados supongo. Lo que sí es cierto, es que recibo e-mails muy entusiastas de fuera de España, siempre me sorprende mucho. Solo tú y algunas pocas personas más se han interesado de verdad en nuestro país.

SO.-La imaginería de Ô Paradis: ¿cómo la presentas? ¿En qué imágenes envuelves a Ô Paradis?

Demian- Ô Paradis.-Para mí el mar es lo que mejor representa la vida, supongo que de ahí lo de industrial mediterráneo. Cuando cruzamos un mar calmo, podemos respirar un infinito que nunca tocaremos, y algunos nos dedicamos a hablar de ello como tontos intelectuales, pero nuestro corazón sabe que perdemos el tiempo. Si dejamos de pensar y empezamos a vivir, ese mismo mar se vuelve contra nosotros, nos balancea, nos lleva de un lado a otro, y si perdemos el equilibrio, nos sumerge para destruirnos. Creo que en el fondo, siempre es un mar tranquilo, y son nuestras acciones las que lo enturbian y no dejan que veámos a través del agua. Imágenes, he utilizado muchísimas, así como personajes, un soldado que regresa, un niño que moja su cama, dos serpientes que se muerden dentro nuestro, el náufrago que flota sobre una cruz de madera, el hombre arrancado del suelo por la tormenta...creo que todos ellos han muerto ya, o viven muy lejos.

SO.-¿Qué escucha Demian de Ô Paradis? ¿Qué ve? ¿Qué lee?

Demian- Ô Paradis.- Hay tantos libros, música y en definitiva gente haciendo grandes cosas, que no puedo enumerar las que yo conozco, poque aunque es una ínfima parte de lo que existe, es mucho. Y hablar en general me resulta difícil porque de verdad no siento que pertenezca a nada ni a nadie, pero puedo probar esto nombrando obras muy distantes en cuanto a su intención. Dos películas: 'El séptimo sello' de Bergman y 'Regreso al futuro' de Robert Zemeckis, grandes las dos. Dos libros: 'El cuadro de Dorian Grey' de Oscar Wilde y 'Pedro melenas' de Hoffman. Y finalmente dos discos: 'Only theatre of pain' de Christian death y 'Control songs' de David Garland.

SO.-¿Qué te espera ahora con respecto a Ô Paradis?

Demian- Ô Paradis.-Yo espero encontrar la tranquilidad que busco y, con ella, hacer feliz a otra persona. Seguramente Ô Paradis necesita cosas muy distintas, pero no consigo adivinarlas. Gracias por esta entrevista.




Entrevista realizada por: Isis  [Sonidobscuro Staff] - [DIC:05]

Enlaces de Interés: [Ô Paradis]

*(Derechos Reservados)*

[ Volver Entrevistas | Índice de las Secciones ]

Búsqueda de Artículos relacionados

Por Autor: Isis

Enlaces Relacionados dentro de Sonidobscuro
(Entra como usuario registrado y tendras mas prestaciones)

Búsqueda por :   Ô Paradis

Ô Paradis - 'Las nubes que mueren'
en la Sección: Reseñas

Novy Svet & O Paradis - 'Destello De Estrellas En la Frente'
en la Sección: Reseñas

Ô Paradis - 'La Boca del Infierno'
en la Sección: Reseñas

Ô Paradis - 'El Juego Negro EP'
en la Sección: Reseñas

Circe, Ô Paradis y Nový Svêt en Barcelona [03:JUL:04]
en la Sección: Conciertos

Ô Paradis - 'Cuando el Tiempo Sopla'
en la Sección: Reseñas

  
 
Copyright © Sonidobscuro. Todos los derechos reservados