Noticias Artículos
Buscar
ENVIAR NOTICIA TU CUENTA NOTICIAS ARTÍCULOS ZONAS AGENDA ENLACES STAFF CONTACTO RSS Feed
  
 
Prodigy en Granada [04:NOV:04]    
(1074 palabras totales en este texto)     Versión para imprimir



      The Prodigy (nos gusta más que Prodigy a secas), es un grupo indiscutible. Desde que surgieran a principios de los noventa, su mezcla perfecta de rock contundente y >break-beat, les ha colocado en un lugar a veces difícilmente clasificable y sobre todo, inimitable. Ese sonido inconfundible, esos temazos que pertenecen a la historia y la curiosidad por ver cómo funcionaba en directo el experimento glamuroso de 'Always Outnumbered, Never Outgunned', nos llevaron de cabeza al concierto.

En un principio, el lugar elegido era el Palacio de Deportes de Granada, pero luego se trasladó a una nave del recinto ferial de Fermasa (Armilla), un lugar con mucho menos aforo. Lo mismo sucedió en Barcelona, lo que parece indicar que lograr el lleno en los conciertos era un objetivo claro en la gira del ahora trío británico.

Y lo lograron, vaya que sí, ¡y a 32 euros la entrada, oiga!

Las puertas abrieron a las 8 y media, y sin prisa fueron llegando los asistentes, que aparcaban los coches en el exterior del recinto y aprovechaban para ir al vecino "Carrefú" y pillar unos litros, probar los altavoces del vehículo y fumar cositas. En la puerta, los señores municipales y los voluntarios de la Cruz Roja recibían al personal, y en el interior, tres estupendos Dj's y dos barras con cervecita iban animando el ambiente. Y así pasó hora y media.

Con una tenue iluminación programada para cambiar cada cinco segundos y envueltos en una ligera humareda, el trío conocido como XXX derrocharon su talento a través de un talante marcadamente tecno con toques de hip-hopy electro. El mayor "pero" que pueda ponerse a su sesión residió en la duración ya que, como luego se vería, esta sesión a tres manos ocupó más espacio que el propio concierto de Prodigy. En el fragor de la pinchada podimos distinguir algún tema de Einsturzende con unos ritmos totalmente atípicos. Como curiosidad, no nos olvidamos de destacar la camiseta de The Ramones que llevaba uno de los pinchadiscos, lo que daba un toque de contraste con lo que estaba sonando.

A las 10 de la noche el recinto ya estaba a reventar con unas tres mil y pico personas, y pasaban los minutos y aquello no empezaba. La expectación y la tensión iban creciendo hasta que los Dj's teloneros se retiraron y, según salían por el lado izquierdo del escenario empezaron los compases del fantástico 'Wake up Call', que cayó como una maza liberadora a pesar del griterío de la gente que ponía en evidencia que la sonoridad del lugar, cuando menos, no era la óptima para un concierto de estas características. Así ocurrió en las tres primeras canciones, en las que lo que más se oía era a la masa en estado de pseudohisteria.

Y allí estaban el señor Liam Howlett, que ha hecho el último disco de la banda él solito, el duende saltarín de Keith Flint, que contaba con fans imitadores entre el público, y ese pedazo de muchacho que se llamaMaxim.

La receta era bien sencilla: se mezclan los grandes éxitos del grupo con los temas más acertados del último disco y ya está. Se notó al menos que la incorporación de Keith y Maxim a los directos ha contribuido a endurecer un poco el tono de los temas de 'Always…, Never…', un álbum mucho más "electro y sexy" (palabras de Howlett), que ha desconcertado a la mayoría de sus incondicionales y nos ha sorprendido a otros tantos.

Y de éste sonaron 'Spitfire', 'Girls', 'Menphis Belle', 'Medusa's Path' y la encantadora 'The Way It Is' con su homenaje a 'Thriller' más evidente en directo, todas recreadas por la voces de Keith y . Por cierto, el ¿maligno? señorKeith desapareció misteriosamente a mitad del concierto y nos privó de sus muecas y saltitos. No sabemos si bajó a estar con el público (lo dudo, que alguien lo corfirme) o directamente se metió en bambalinas; el caso (y se lo agradecemos) es que dejó solito a Maxim en el escenario, bailando con su superfalda con correas y gritando cual guacamayo.

Los temas se fueron entrelazando con verdaderos himnos que el tiempo ha demostrado que así son: 'Breathe', 'Firestarter' o 'Poison', que el público botó con frenesí y pleitesía. Al final, un mini bis, la espectacular 'Smack My Bitch Up' y se acabó.

Al principio los allí congregados pensamos que se hacían de esperar para un segundo bis, pero cuando encendieron las luces, nos quedamos perplejos. ¡Sólo hora y cuarto de concierto! Por 32 euros y sin ni siquiera unas proyecciones de video para la puesta en escena, que sí, tenía un juego de luces espectacular (de más de cincuenta puntos de luz, por cierto), pero…

El caso es que lo poco que hubo fue muy bueno, pero nos quedamos con una sensación de "coitus interruptus". El público manifestó su insatisfacción con una sonora pitada y algunos irreproducibles insultos dirigidos a los encargados de recoger los instrumentos; y nos fuimos yendo un poco a regañadientes. Parece que en los demás conciertos españoles han dejado el mismo sabor agridulce. Una lástima.

[Listado de canciones interpretadas]
Wake Up (intro)
Wake Up Call
Warning
Their Law
Spitfire
Girls
More Girls
Breathe
Medusah’s Path
Hotride
The Way It Is
Minefields
Firestarter
Poison
Smack My Bitch Up




Concierto Comentado por: Marmagenta  [Sonidobscuro Staff] # Rafa Cros  [Sonidobscuro Staff]

Enlaces de Interés: [Prodigy]

*(Derechos Reservados)*

[ Volver Conciertos | Índice de las Secciones ]

Búsqueda de Artículos relacionados

Por Autor: Marmagenta
Por Autor: Rafa Cros

Enlaces Relacionados dentro de Sonidobscuro
(Entra como usuario registrado y tendras mas prestaciones)
  
 
Copyright © Sonidobscuro. Todos los derechos reservados