Noticias Artículos
Buscar
ENVIAR NOTICIA TU CUENTA NOTICIAS ARTÍCULOS ZONAS AGENDA ENLACES STAFF CONTACTO RSS Feed
  
 
Anathema en Madrid [02:JUN:04]    
(821 palabras totales en este texto)     Versión para imprimir



      Miércoles 2 de Junio Quedó sobradamente demostrado en la noche del pasado miércoles que Anathema es, por encima de todo, un auténtico grupo de rock. También quedó demostrado que no acaban de ser una banda británica al uso en cuanto a su actictud durante su visita a España. Al menos, no hasta que finalizó el concierto, momento en el que el público se hizo invisible para ellos.

Ebony Ark La sala Copérnico es un local acogedor para tocar en directo, pero también presenta ciertas limitaciones debido a su estructura. Tal vez ocurriese que la decoración en madera del lugar recordase a la banda de Liverpool el ambiente de los ‘pubs’ de su país y también pudo ser debido al pequeño espacio privado disponible para los artistas. El hecho es que, durante la realización de las pruebas de sonido y la actuación de los teloneros, se podía ver a Danny Cavanagh ir tranquilamente a la barra a pedir algo de beber, o a Jamie Cavanagh charlar tranquilamente con los fans. Este último se atrevió incluso con una coreografía improvisada al son de la música del grupo que los precedía junto al puesto de venta de merchandising.

Abrieron la sesión Ebony Ark, un quinteto madrileño que se dedica principalmente a hacer heavy metal introduciendo teclados en algunos de sus pasajes. Su participación fue irregular, ya que muchas de sus composiciones tienen una estructura demasiado confusa y se hacen muy largas. A cambio, poseen una vocalista con un gran desparpajo y un registro de voz potente y flexible, además de la ilusión, ganas y energía de todos sus componentes. Hicieron dos versiones, una del 'Bring Me To Life', de Evanescence y otra, sorprendente, del 'Flashdance...what a feeling', con la que cerraron su actuación.

Anathema Sobre las diez y media de la noche comenzó a tocar el cuarteto inglés. Hace mucho que sus tiempos como banda de doom metal están terminados (aunque no enterrados, como se vería más adelante) y, por su aspecto y vestimenta, se podría decir que sobre el escenario se encontraba un híbrido entre Pink Floyd y The Doors. A la devoción musical de los miembros de Anathema por los primeros se le une la caracterización y algunos gestos 'morrisonianos' de Vicent, capaz no sólo de transmitir, sino de intensificar el sentimiento de la música de los compactos a la hora de hacerlos llegar al público. Aunque la guitarra acústica que empuñaba al comienzo de la actuación pudo hacer pensar en un directo tranquilo, lo que finalmente sucedió fue a mezcla perfecta de temas rápidos, lentos y a medio tiempo que, a juzgar por la reacción del público, no dejó indiferente a nadie.

El concierto comenzó con 'Shroud of false' y 'Fragile Dreams', una de las canciones más conocidas y que mejor reflejan el carácter de la música del grupo. Durante los siguientes noventa minutos, el conjunto se centró en su repertorio más reciente, desde el 'Alternative 4 hasta su último trabajo, 'A Natural Disaster'. La canción que da nombre a este disco fue la primera en el que salió a escena el nuevo miembro de la formación en los directos, la cantante Lee Douglas, que también participó en 'Judgement'. Douglas interpretó ambas tan bien como lo había hecho en el estudio de grabación, y su voz fue un acompañamiento perfecto para la atmósfera que se percibía en el local.

Anathema Con 'Pressure' comenzaron los problemas de Danny con la guitarra, que llegó a cambiar hasta tres veces, y que continuarían durante algunos temas más, lo que provocó un obligado parón cuando aún no había transcurrido la mitad del concierto. Esta pausa no deslució en absoluto una actuación que empezaría a cerrarse, como hace dos años, con un guiño hacia los viejos tiempos a través de 'Angelica' y un excelente 'A Dying Wish', que Vincent ejecutó recuperando fielmente la voz gutural con la que cantaba en el pasado. La sesión concluiría con la ya clásica versión de Pink Floyd, tal vez el momento en el se vio al cuarteto más cómodo en su interpretación. Como punto y final a su experiencia con el público madrileño, y antes de abandonar el escenario, uno de los acompañantes de la banda, que les había ayudado con los teclados durante algunas fases del directo, rompió contra el suelo un viejo teclado y se dedicó a repartir las piezas entre el público. De este modo terminó otra hora y media repleta de intensidad que confirma a Anathema como un grupo que mantiene, además de algunos elementos de su sonido, las emociones que transmite su música como seña principal de identidad.

Formación:

Voces, guitarra - Vincent Cavanagh
Guitarra, teclados - Daniel Cavanagh
Bajo, teclados - Jamie Cavanagh
Batería - John Douglas
Voces - Lee Douglas

Tracklist:

Shroud of false
Fragile dreams
Balance
Closer
Pressure
Release
One last goodbye
Empty
A natural disaster
Forgotten hopes
Panic
Judgement
Flying
Angelica
A Dying Wish*

*Más un tema de Pink Floyd



Concierto Comentado por: J. Fernandez
Fotografía por: J. Fernández

Más info: [http://www.anathema.ws] # [http://www.ebonyark.tk]

*(Derechos Reservados)*

[ Volver Conciertos | Índice de las Secciones ]

Búsqueda de Artículos relacionados

Por Autor: J. Fernandez
Por Fotógrafo: J. Fernández

Enlaces Relacionados dentro de Sonidobscuro
(Entra como usuario registrado y tendras mas prestaciones)
  
 
Copyright © Sonidobscuro. Todos los derechos reservados