Noticias Artículos
Buscar
ENVIAR NOTICIA TU CUENTA NOTICIAS ARTÍCULOS ZONAS AGENDA ENLACES STAFF CONTACTO RSS Feed
  
 
Wolfsheim en Colonia (Alemania) [07:MAY:2003]    
(2260 palabras totales en este texto)     Versión para imprimir



      Wolfsheim - "Casting Shadows Tour"

[07:MAY:2003] - Colonia (Alemania)


      La cita era el día 7 de mayo a las 20:00 horas en la Sala Palladium, en Colonia.Una de la principales formaciones de la escena tecno-darkwave de Alemania, Wolfsheim, se disponía a presentar en concierto su último trabajo, "Casting Shadows", dentro de la gira que lleva el mismo nombre y que, desde finales de abril hasta mediados de mayo ha recorrido la geografía alemana.

Aunque todos esperamos se den un garbeo por nuestras latitudes, como ya hicieron en 2002, el que esto escribe no tuvo tanta paciencia y agarró un avión a Alemania el mismo día del concierto..

Llegado el momento de dirigirse al lugar de la actuación, sorprendía muy gratamente el poder de convocatoria del grupo ya dentro del mismo tranvía que nos transportaba. Tan pronto éste se detuvo a la altura de Keupstrasse, comenzó el desfile de almas vestidas de negro, en una cada vez más numerosa procesión hasta el punto de encuentro: el Palladium, cuya puerta se encontraba flanqueada por dos interminables colas, no para sacar pase, sino exclusivamente para acceder al local (las entradas llevaban varios días agotadas, e incluso funcionaba la reventa). La cosa iba tomando cuerpo...pero lo mejor estaba por llegar.

En efecto, una vez dentro, la temperatura ambiental empezaba a subir por momentos. A ello contribuía, no sólo la autenticidad casi ceremonial con que en Alemania -paraíso de la escena oscura y electrónica- y, en concreto, en una ciudad como Colonia, se vive este tipo de conciertos. El mismo recinto se reveló como idóneo, salpicado de columnas y estructuras metálicas que configuraban un paisaje de inconfundible sabor industrial.

El comienzo de la actuación se hizo esperar (comprobado, aquí tampoco son puntuales), en parte por el retraso en las colas; pero, una vez todos dentro, con una expectación tremenda y la sala de bote en bote (alrededor de 2.500 personas), llegó el deseado momento: se apagan las luces del local y comienza a iluminarse el escenario de forma tenue, ganando poco a poco en intensidad, al tiempo que empieza a sonar "In Time", la instrumental con que se cierra el nuevo LP.

Con sus últimos compases, y ante el clamor generalizado, por fin entran en escena Peter Heppner y Markus Reinhardt: el primero, dirigiéndose hacia el micro, casi pidiendo permiso, con su inseparable atril al lado (en esta ocasión, convertido ya en un elemento más del paisaje polar que escenográficamente se trataba de evocar); el segundo, directo a su puesto de trabajo en la sombra, detrás de los teclados, a poner en funcionamiento la máquina sonora.

Y, tras el escueto saludo de rigor, sin más dilación, comenzaron a desarrollar un repertorio marcado, por supuesto, por la puesta de largo de su último trabajo discográfico. En efecto, el reciente "Casting Shadows" fue el esperado protagonista de la noche, hasta el punto de que sonaron casi todos sus cortes, eso sí, en varias entregas, combinadas magistralmente con los temas más clásicos del dúo hamburgués.

De este modo, con la animada "Wundervoll" se dio entrada a una serie de canciones, incluídas todas en el último LP, con el común denominador de ritmos pegadizos, fuerte presencia melódica y un marcado acento pop. Así, fueron entrando "Care for you", "Approaching Lightspeed", o la algo más oscura "Underneath the Veil", con las que Wolfsheim, aparte de ir presentando el grueso de su nuevo álbum (dejando lo mejor de éste, eso sí, para el final), empezaba a entrar en calor, a encender el ambiente, a introducirnos poco a poco en su universo tan particular de desniveles emocionales, en su océano de luces y sombras...

En ese contexto, llegó el decisivo golpe de efecto, con la repentina irrupción en escena de guitarra y batería para acompañar el final de "I won´t believe" y, de seguido, dar paso a la áspera y contudente "Heroin, she said". Sin duda, un notable punto de inflexión: era el momento de echar una mirada a discos pasados y comenzar a rescatar aquellas melodías que han ido forjando el estilo Wolfsheim, y que todos los allí congregados anhelábamos disfrutar en directo.

Era el turno de temas ya clásicos, como "Leave no deed undone", "Blind", "Sparrows & The Nightingales" (erigida ya en todo un himno, y coreada como tal) o la monumental "Lovesong". Poderosas bases rítmicas, cómo no, alternadas, con gusto y acierto, con pasajes más intimistas y melancólicos, tales como "Old Man´s Valley" o "Annie" (conmovedora en directo).

La complicidad con el público se hacía cada vez más sólida, y la descarga de emociones aumentaba de voltaje, hasta llegar a su punto culminante, ya en los bises, con "Künstliche Welten", el tema estandarte del memorable LP anterior, "Spectators", y se puede decir que el que mejor define, con su atmósfera crepuscular, su oscuro romanticismo y su lírica de sueños inalcanzables, la singular personalidad y la misma esencia de Wolfsheim. De hecho, el mensaje fue captado por todos los allí presentes, que saludaron su comienzo con tremendo entusiasmo y vocearon su letra, íntegramente en alemán, de principio a fin.

Para esta recta final, como más arriba adelantaba, se reservaron, muy inteligentemente, los tres platos fuertes del "Casting Shadows", a saber: "Kein Züruk" (el primer single), "Everyone who casts a shadow" y "I find You´re gone". Su ubicación en el concierto responde, además, al objetivo de lograr, en los momentos de mayor intensidad de la noche, una identificación más plena si cabe del público con las nuevas propuestas musicales del dúo alemán. Y, para cerrar, redondearon la actuación con la aclamada "Once in a Lifetime", quizá el regalo más indicado para la despedida, por la cantidad de vibraciones positivas que desprende.



En definitiva, Wolfsheim en cuerpo y alma: sonido frío, sobriedad en las formas, sin embargo, enorme carga sentimental; a lo que hay que unir la privilegiada voz del carismático Peter Heppner, haciendo gala de su insuperable timidez, como cada vez que ha de subirse a un escenario, pero llevado en volandas por un público coloniés que acabó rendido a su encanto, y que acreditó en todo momento la fama de ser uno de los más cálidos y animosos de toda Alemania.

"Casting Shadows" y su presentación en directo nos muestra a unos Wolfsheim más accesibles, pero que mantienen intactas sus principales señas de identidad. Y, aunque no se alcancen las cotas de brillantez de un "Spectators" que se me antoja difícil de superar, sí los confirma sobradamente como uno de los referentes imprescindibles del actual panorama europeo del pop electrónico.

Todo ello, expresado a través de un directo muy personal, sin estridencias ni alardes, sencillo y acogedor. Porque Markus y Peter siempre se bastaron con poco...para llegar mucho más profundo.




Concierto Comentado por: Rainfall
Fotografía por: Dennis - Nörtemann dennis-noertemann@web.de

Enlaces de Interés: [Wolfsheim]

*(Derechos Reservados)*

[ Volver Conciertos | Índice de las Secciones ]

Búsqueda de Artículos relacionados

Por Autor: Rainfall
Por Fotógrafo: Dennis - Nörtemann

Enlaces Relacionados dentro de Sonidobscuro
(Entra como usuario registrado y tendras mas prestaciones)

Búsqueda por :   Wolfsheim

The Invitation 2004 [07:MAR:04]
en la Sección: Conciertos

Wolfsheim
en la Sección: Artistas

Wolfsheim - 'Casting Shadows'
en la Sección: Reseñas

  
 
Copyright © Sonidobscuro. Todos los derechos reservados